Narciso Isa Conde

Entramos al mes de Orlando. Se cumplirán cuarenta y seis años de vil asesinato Orlando Martínez y valen todos los homenajes a su eterna rebeldía. Más cuando los tiempos presentes son para seres humanos de su estirpe. Tiempos para ser como él, sin copia ni calco, pero sí valientes, innovadores/as, subversivos/a. ¡Cuánta falta nos hacen sus Microscopios a los compases de esta suma de crisis superpuestas y rebeldías urgidas de metas políticas precisas!
Crisis ambiental, bajo amenaza de depredación sin límites y azote mortal del triangulo minero: Falcondo y Barrick en el centro de la isla, Gold Quest y Belfond en el Sur, y Uni-Gold y Barrick en el Noroeste. Crisis de un sistema de corrupción e impunidad al que le siguen imponiendo abundantes “vacas sagradas”.
Crisis de salud y seguridad social asaltadas por ARS y AFP privadas, asociadas a políticos y capitales sucios. Caos en el transporte. Mafias energéticas. Prostitución de múltiples conquistas, incluida el 4%. Déficit brutal de viviendas. Ausencia de seguridad ciudadana. Poder gansterizado. País neoliberalmente endeudado y recolonizado. .

 


Tiempos para Orlando, para ser como él, no solo para llevarle flores. Cuánta falta nos hace sus desafiantes Microscopios en tiempos de ferocidad y voracidad imperialista contra Nuestra América y el Mundo. De golpes regresivos, agresiones a Venezuela bolivariana, coloniaje en Puerto Rico, intervenciones desgarradoras en Haití, cercos a Cuba y ataques de OTAN en múltiples puntos del planeta. Tiempos de crueles guerras de reconquista, racismo desbocado, neofascismo, feminicidios a granel y desigualdades espantosas.
Tiempos también de nuevas indignaciones y rebeldías, resistencias y ofensivas populares necesitadas de nuevos sueños realizables, y movimientos y propuestas transformadoras. Tiempos de Orlando, aunque no idénticos a los suyos. Nuevos tiempos. Suma de los antes y los de ahora, de los pasados, recientes, presentes y porvenir. Tiempos para renovar ideas y métodos, teoría y práctica. Tiempos para hacer lo que él hizo: recrear pensamiento y acción fundidos contra las injusticias.

Nuevos tiempos en un mundo cambiante y convulsionado. Tiempos para nuevos Orlando y nuevos Microscopio en un país sin democracia y sin Soberanía, necesitado de ingeniosos procesos destituyentes y constituyentes. ¡Orlado siempre!: en vida frente al tirano y su pérfido heredero, y más allá con su microscopio espacial a cuesta, con sus torrentes de ideas eternas, enfrentado a los siervos del imperio y los Vicini…: Read Cabral, Guzmán, Jorge Blanco, Majluta, Leonel, Hipólito y Danilo}.Y ahora denunciando a Abinader y los suyos. Siempre junto al viejo Marx, a Bolívar, al Che, Fidel y sus continuadores. Abrazado a Duarte, Luperón, Manolo, Minerva y Caamaño. ¡Siempre Orlando! (6-3-2022, Santo Domingo, RD)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.