El Archivo Federal de Alemania confirmó la veracidad del hallazgo. Aunque no aseguró que se trate del progenitor del candidato, el nombre, la fecha y lugar de nacimiento coinciden con los datos de Michael Kast.
Un documento evidencia que el padre del candidato chileno José Antonio Kast se afilió al partido nazi

La revelación de un documento fechado el 1 de septiembre de 1942 demuestra que Michael Kast, padre del candidato derechista José Antonio Kast, se afilió al partido nazi a sus 18 años, mientras las filas de Adolf Hitler confrontaban a la Unión Soviética. La aparición de este archivo crispa el ambiente a pocos días de la segunda vuelta electoral en Chile, que también tendrá como aspirante al izquierdista Gabriel Boric, el próximo 19 de diciembre.

Inicialmente, el hallazgo había sido publicado la semana pasada en redes sociales por el periodista Mauricio Weibel Barahona. La noticia tuvo gran repercusión porque el líder del frente Acción Republicana había negado que su progenitor haya sido parte del Partido Nacionalsocialista de los Obreros Alemanes (NSDAP, por sus siglas en alemán).

Unos días después, la cadena estatal de noticias de Alemania, Deutsche Welle (DW), confirmó la autenticidad del papel. Y en las últimas horas, la agencia Associated Press (AP) tuvo acceso al documento e informó que los funcionarios alemanes confirmaron la existencia de la cédula.

Aunque el Archivo Federal de Alemania no aseguró que el Michael Kast del documento sea el padre del político chileno, su nombre, fecha y lugar de nacimiento coinciden con los datos de su progenitor.

Inscripción voluntaria

Esta no es la primera vez que se involucra al padre de José Antonio Kast con el régimen fascista. "¿Por qué usa el adjetivo nazi?", planteó en una entrevista televisiva en 2018. "Cuando hay una guerra y hay un enrolamiento obligatorio, un joven de 17 años o 18 años no tiene opción de decir 'yo no voy' porque le hacen un juicio militar y lo fusilan al día siguiente", enfatizaba.

Sin embargo, el historiador alemán Armin Nolzen le dijo a AP: "No tenemos un solo ejemplo de que obligaran a alguien a afiliarse al partido". En efecto, pese a que el servicio militar era obligatorio, plegarse al movimiento político era voluntario. Y por aquella época, el nazismo tenía 7,1 millones de miembros, lo que representaba al 10 % de la población.

Así, aunque no se conozca alguna participación de Michael Kast en violaciones a los derechos humanos, este hallazgo confirma que al menos comulgaba con el ideario nazi, ya entrando en la adultez.

Una nueva vida en Chile

En 2015, el periodista chileno Javier Rebolledo lanzó el libro 'A la sombra de los cuervos', que analiza el rol de los civiles en la dictadura local de Augusto Pinochet. Citando las memorias de la esposa de Michael Kast, sostiene que el migrante no quería plegarse al nazismo, pero habría sido convencido por un sargento.

Según el comunicador, al final de la guerra el alemán habría obtenido documentos falsos de la Cruz Roja, pero fue descubierto en el proceso de 'desnazificación' de Alemania. Sin embargo, tras confesar su engaño, un fiscal se habría apiadado de él y quemó sus documentos. Para el actual candidato a presidente, el reportero sacó de contexto recuerdos de su madre y distorsionó los hechos.

Michael Kast llegó a Chile en 1950, y se radicó en Paine, una ciudad al sur de Santiago. Comenzó con un modesto puesto de fiambres, y continuó abriendo una cadena de restaurantes y una fábrica de comidas envasadas. Logró obtener su ciudadanía en 1995, cuando el Congreso destacó su "gran espíritu de justicia social", luego de construir capillas, escuelas y un centro juvenil. También ayudó a que los empleados de su empresa, Cecinas Bavaria, pudieran comprar sus viviendas.

Bajo el Gobierno socialista de Salvador Allende, cuenta Rebolledo, algunos agitadores de izquierda habrían amenazado a la familia con expropiar su negocio. Tras el golpe de Estado, al día siguiente, el joven Pedro Vargas, conocido por organizar a los trabajadores en la zona de Bavaria, era secuestrado y desaparecido.

Un hermano del actual candidato, Christian Kast, se habría encargado de distribuir comida a la Policía de la ciudad en esos días convulsionados, con tan solo 16 años. Asimismo, un testimonio publicado por AP sostiene que Michael Kast se negó a prestar ayuda para encontrar a los desaparecidos, cuando un familiar de Vargas acudió a él.

Elección polarizada

El país latinoamericano está viviendo lo que para muchos son las elecciones más polarizadas de la historia. En efecto, la aparición de este documento exacerba las posturas: "Respalda la presentación de Boric de la campaña como una dicotomía entre el fascismo y la democracia", dijo una experta en política chilena por la Universidad de Richmond, Jennifer Pribble. "En la medida que Kast parece ocultar un elemento de su pasado familiar, apoya esa narrativa", añadió.

Chile se encamina hacia el balotaje presidencial: dos encuestas dan como ganador a Boric, mientras Kast inicia una gira por EE.UU.

Más allá de la filiación nazi de su padre, José Antonio Kast ya tuvo expresiones públicas a favor de la última dictadura militar. Si bien es cierto que manifestó su repudio a las violaciones de derechos humanos, también dijo: "Si Pinochet estuviera vivo, votaría por mí". De hecho, la familia Kast estuvo muy ligada al Gobierno de facto, considerando que un hermano del presidenciable, Miguel, condujo dos ministerios y también el Banco Central durante la administración militar.

Por ahora, las encuestas dan una ligera ventaja al candidato de izquierda, luego de que Kast ganara en la primera vuelta. Así, tras el estallido social que motivó la creación de una nueva Constitución, la conducción política de Chile dejará el centro y se ubicará en uno de los dos extremos. Entre tanto, desde el comando de campaña de Acción Republicana todavía no emitieron comentarios sobre el documento nazi.

https://actualidad.rt.com/

Ivan Alvarado / Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.