El Día internacional de la no violencia contra la mujer, escogido para rendir tributo a las Hermanas Mirabal, vilmente asesinada por el tirano Rafael Leonidas Trujillo en un crímen que no solo conmovió la sociedad dominicana, sino tambien  al Mundo.

La lucha de las heroinas de Salcedo y sus compañeros del Movimiento 14 de Junio pregonaban el fin  de la tiranía y como tal fueron una de las causas directa del final del tirano.

En honor a las hermanas Mirabal y como expresión de rechazo a la violencia contra las mujeres, se hará una vigilia este Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Agrupaciones feministas y sociales amparadas en el Movimiento Vida sin Violencia (MOVIDA) se concentraron en el busto de las Hermanas Mirabal, en la avenida también nombrada en su honor, se manifestaron a favor de un mundo en el que laS mujeres y niñas puedan vivir en paz.

Utilizando el arte, la música y el color, expresaron: Nos duele, no queremos violencia; ni verbal, ni psicológica, ni física. Además, reclamaron la erradicación de los feminicidios, la violencia obstétrica, la cibernética, sexual, la trata de mujeres, la violencia institucional, estructural, así como las que se sufre por origen étnico o por estatus legal.

En manos de Katherine Del Rosario, representante de Casa Abierta se expuso un documento relatando los avances, retrocesos y necesidades de la protección de las mujeres en la República Dominicana.

Como un paso hacia delante destacó la iniciativa del Sistema de Apoyo Integral para la Prevención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, propuesto por la Comisión de Género que encabeza la diputada Magda Rodríguez de Santiago, digna y sostenidamente defensora de los derechos fundamentales de las mujeres en la Cámara de Diputados.

En esta ocasión también se exhibieron las medidas que necesita tomar en cuenta el Congreso para progresar en materia de igualdad de género, por ejemplo, la despenalización del aborto en 3 causales como una forma de reconocer el derecho a la vida de las mujeres y niñas.

Asimismo, se reprocharon las propuestas del Congreso que significarían un retroceso en materia de equidad, como el intento de disminuir la penalidad a las violaciones dentro de la pareja, introducir el castigo físico a niñas y niños, adolescentes como forma de corrección dentro de la familia y recortar los tipos de violencia, queriendo despenalizar la violencia verbal.

Rosario finalizó denunciando cómo la cultura machista inculcada en los hogares se traduce en todo un sistema que termina siendo hostil para las féminas.

Seguido esto, Josefina Almánzar, del Núcleo de Apoyo a la Mujer motivó a los presentes a rendir tributo mediante una ofrenda floral a las Hermanas Mirabal, recordando cómo estas fueron mujeres que aún violentadas y asesinadas aún siguen siendo un motor para que las féminas sigan luchando por la equidad.

Este emotivo homenaje se acompañó de la actuación de estudiantes del Liceo Ulises Francisco Espaillat, que demostraron sus dotes artísticas con el musical “Sin Miedo”.

El cierre le correspondió a Raquel Rivera, del Movimiento Feminista Hermanas Mirabal, quien motivó a los presentes a ser entes de cambio de su núcleo familiar y comunidad y que su ejemplo sirva para encender la llama de la equidad y así como a crear un mundo gentil y seguro para las mujeres y niñas.

Participaron delegaciones de las organizaciones feministas y sociales, Casa Abierta, Movimiento Feminista Hermanas Mirabal, Núcleo de Apoyo a La Mujer (NAM), Alianza Cristiana, Dominicana, Católicas Sistema de Apoyo Integral para la Prevención, Sanción y Erra-dicación de la Violencia contra las Mujeres.

Por el derecho a decidir, (CDD-RD), Profamilia, Centro integral para el desarrollo Local (CIDEL), Red de defensoría de Derechos de Mujeres y Jóvenes, Fundación mujeres Empoderadas Abriendo Caminos, Acción Callejera, Fundación Solidaridad, entre otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *