El presidente de la República, Luis Abinader, sigue duro y curvero como se dice en el lenguaje popular beisbelero dominicano y este lunes destituyó a dos funcionarios señalados en  escáandalos en sus respectiva gestión frente a instituciones del Estado.

En ese orden, el mandatario destituyó a la ministra de la Juventud, Alba Jiménez Ramírez, según dispone el  decreto 786-21, el cual deroga el 694-30, del 9 de diciembre del 2020.

Se recuerda que  Jiménez Ramírez había sido involucrada en un escándalo sobre las adjudicaciones de contratos a unas empresas.

Por otra parte, el  Poder Ejecutivo, mediante el  Decreto 784-21 que dispuso la designación de Margarito de León Castillo como cónsul de la República Dominicana en Juana Méndez, República de Haití, en sustitución de José Altagracia Valenzuela Arias.

El destituido cónsul general de la República Dominicana en Juana Méndez, Haití, José Valenzuela se vió afectado por un escáandalo vinculado a la supuesta venta de Visa en en esa ciudad de Haití.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *