Se trata del segundo mayor intercambio en la historia de EE.UU, siendo el primero el de Heating Oil del año 2000.

El Departamento de Energía de EE.UU. anunció acuerdos  para liberar petróleo de las reservas estratégicas, como parte de un intercambio por un total de 13,4 millones de barriles.

Los barriles irán a parar a siete compañías, que deberán devolver el petróleo entre 2022 y 2024 a las Reservas Estratégicas de Petróleo, con intereses que se pagarán en forma de crudo.

La medida forma parte de la decisión del gobierno del presidente Joe Biden de liberar 50 millones de barriles, con el objetivo de abordar el desajuste entre la demanda y la oferta de combustible y de contener la inflación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.