Las sanciones impuestas por Occidente contra destacados empresarios rusos son un acto de bandolerismo, declaró este miércoles el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.
Expresó su convicción de que muchos de los grandes empresarios de Rusia pueden considerarse empresarios internacionales, ya que sus compañías operan en todo el mundo.
"Por lo tanto, por supuesto, lo que está haciendo el Occidente colectivo con respecto a ellos solo puede llamarse bandolerismo a nivel estatal", dijo Peskov ante la prensa.
Agregó que la privación de bienes y el embargo a aeronaves de los empresarios rusos muestran un "evidente colapso" del principio de la inviolabilidad de la propiedad privada.
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció el 24 de febrero el lanzamiento de una "operación militar especial" en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitan ayuda frente al "genocidio" por parte de Kiev.
Uno de los objetivos fundamentales de esa operación, según Putin, es "la desmilitarización y la desnazificación" de Ucrania.
Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques militares no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.
Numerosos países condenaron la actuación de Rusia en Ucrania y activaron varias baterías de sanciones individuales y sectoriales que buscan infligirle a la economía rusa el mayor daño posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.