El Senado propondrá una ley para suprimir todas las exenciones fiscales que se conceden actualmente en el país, incluidas las que benefician a sectores claves de la economía como turismo, zonas francas o compañías eléctricas, anunció un grupo de legisladores.

El senador Alexis Victoria Yeb, quien leyó la iniciativa, afirmó que con esta ley "no sería necesaria ninguna reforma fiscal", ya que actualmente el fisco deja de recaudar 217,487 millones de pesos anuales en exenciones fiscales, lo que equivale al 4.44 % del producto interno bruto (PIB).

La propuesta de ley propone "reducir el gasto tributario a su mínima expresión" eliminando todas exenciones, deducciones, créditos o pagos diferidos que contienen 39 leyes, según el documento, firmado por 24 de los 32 senadores.

Entre las exoneraciones que serían eliminadas, se encuentran las exenciones de impuestos en la importación de los vehículos para los senadores, jueces, funcionarios públicos, militares, así como los colegios médicos, de periodistas y otras asociaciones profesionales.

Además de las exenciones fiscales, se propone reducir casi a la mitad el gasto en publicidad institucional, limitar el salario de los funcionarios públicos, para que ninguno pueda superar el del presidente de la República, y poner un precio máximo a los automóviles destinados a las instituciones públicas.

Envían proyecto que plantea anulación de privilegios

El Senado aprobó en primera lectura este martes y envió a la comisión de Hacienda el proyecto de ley que propone suprimir todas las exenciones fiscales que se conceden actualmente en el país.

Durante la votación, el presidente del Senado, Eduardo Estrella, dijo que está de acuerdo con el proyecto, pero adelantó que hará varias observaciones de cara a la votación en segunda lectura.

El polémico proyecto de ley fue anunciado el lunes por los senadores, en pleno debate por la reforma fiscal que impulsa el presidente Luis Abinader y en medio de la controversia abierta por los beneficios de los que gozan los legisladores, entre ellos las exoneraciones en las importaciones de vehículos y el fondo de asistencia social del Senado, conocido popularmente como el "barrilito".

El texto aprobado por el Senado en primera lectura prevé la eliminación de todas las exenciones fiscales en vigor en el país, incluidas las que se aplican para fomentar la inversión extranjera en sectores claves de la economía como son turismo, zonas francas, compañías eléctricas o minería.

Debido a estas exenciones fiscales, el Estado deja de recaudar 217,487 millones de pesos anuales, lo que equivale al 4.44 % del producto interno bruto (PIB), según los cálculos del Senado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *