París, 27 dic (Prensa Latina) El gobierno francés anunció hoy limitaciones en la cifra de personas permitidas en eventos públicos y en el consumo de alimentos y bebidas en diversos sitios, ante el avance de la variante Ómicron del coronavirus SARS-CoV-2.

Después de reuniones extraordinarias del Consejo de Ministros y del Consejo de Defensa Sanitario, el primer ministro, Jean Castex, y el titular de Salud, Olivier Véran, informaron las decisiones adoptadas, entre ellas la limitación a dos mil participantes en eventos en espacios cerrados y a cinco mil al aire libre.

Respecto a los alimentos y bebidas, se impedirá a partir del 3 de enero su consumo de pie en cafés y bares, solo se permitirá sentado, mientras se prohibirá consumirlos en cines, salas de espectáculo, teatros y el transporte público.

Castex y Véran reconocieron el complejo escenario epidemiológico imperante en Francia por la propagación de Ómicron, con más de 100 mil casos de Covid-19 reportados el sábado, la tercera jornada consecutiva con nuevos récords de contagios desde el comienzo de la pandemia, después de los más de 91 mil informados el jueves y los 94 mil el viernes.

El gobierno descartó decretar un toque de queda la víspera del 31 de diciembre y retrasar el regreso a clases de los niños, señalado para el lunes próximo.

De acuerdo con Véran, se tomarán las medidas necesarias para proteger las escuelas, en un contexto marcado por la presencia de casi 200 menores de edad en hospitales por la Covid-19, de ellos 35 en cuidados intensivos.

En el caso de la vacunación contra la enfermedad viral, Castex declaró que el lapso de tiempo para recibir una dosis de refuerzo (la tercera) fue reducido a tres meses, después de pasar por seis, cinco y cuatro.

acl/wmr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.