Ultraderecha se reagrupa en ex militares, transportistas, empresas de redes y Gran Prensa para derrocar a Pedro Castillo.

(Aldair Mejia / Associated Press)

La estrategia de Golpe blando que se ha  aplicado la ultraderecha en varias naciones del mundo para ejecutar Golpes de Estado está en marcha en Perú para cercenar la democracia y al Gobierno del profesor Pedro Castillo.

Luego de fracasar los intentos por la vía de la vacancia en el Congreso, la ultraderecha inquistada en el fujimorismo y la élite peruana han sumado ahora a los transportistas, el mismo sector responsable del Golpe de Estado contra Salvador Allende en Chile.

La podereosa alianza involucra a embajadas extranjeras dn Lima, ex militares, congresistas, sectores de la gran élite limeña e Incluso de la gran Prensa Peruana, que desde los medios mantiene una campaña de agitación y confrontación contra el Gobierno de Pedro Castillo.

Desde hace varios meses, un grupo de ex militares fujimoristas ha mantenido proclamas abiertas a favor del Golpe de Estado puro y simple, mientras desde el Congreso otro sector lideraba la vacancia contra el Presidente Castillo.

La nueva modalidad aplicada ahora el Golpe blando, usando a los transportistas, militantes fujimoristas, las redes sociales e incluso sectores de la denominada Gran Prensa peruana.

La Celac advierte

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños manifestó  denunció  la situación inperante en Perú y ratificó su apoyo al presidente  Pedro Castillo.

El organismno llamó a respetar el orden democrático en ese país,  expresando  preocupación por la situación existente en esa nación sudamericana.

"Vemos con pesar la pérdida de vidas y el clima de violencia desatado en la hermana República del Perú. Reiteramos la necesidad de que se pacifiquen los ánimos y se respeten la institucionalidad y el orden democrático", apuntó.

En la vispera organizaciones extremistas como La Resistencia y exmilitares, que participaron en una marcha de miles de personas convocadas por Internet para protestar contra un toque de queda, causaron disturbios y ataques a la Policía durante varias horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.