La casa presidencial de Estados Unidos deploran que destinen dinero a su enriquecimiento y no al necesario aumento de la producción.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, declaró este jueves que muchas grandes empresas estadounidenses de petróleo y de gas desvían fondos de los altos precios de la energía para comprar sus propias acciones y no para impulsar la producción.

"La industria del petróleo y del gas está obteniendo grandes beneficios en estos momentos", dijo la vocera durante una rueda de prensa.

"En lugar de apoyar la demanda actual, demasiadas de estas empresas, en nuestra opinión, están tomando la decisión calculada de devolver dinero a los inversores y accionistas a través de la recompra de acciones y los dividendos, en lugar de ampliar suficientemente la producción a corto plazo, lo que nosotros necesitamos", señaló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.