La Iglesia Católica clamó por la  igualdad,  se busque  una urgente salida  que se garantice la estabilidad y seguridad social para las familias dominicanas.

En la lectura del Sermón de las Siete Palabras, monseñor Faustino Burgos Brisman hizo un símil sobre la segunda palabra, «Hoy estarás conmigo en el paraíso», y la sociedad que se persigue en el país.

«Hoy estarás conmigo en el paraíso. Es el anhelo que muchos quieren escuchar. No nos hagamos sordos e indiferentes a este clamor», indicó monseñor Burgos Brisman.

«Se hace urgentey necesario encontrar salidas dignas a situaciones irregulares y a las repercusiones personales que se esconden tras la negación de los derechos sociales», añadió el religioso mientras leía la segunda palabra en la Catedral Primada de América.

En ese sentido, dijo que hay que proporcionar a las familias estabilidad social, y defendió la labor de los trabajadores informales, a quien consideró son los «más vulnerables» de la República Dominicana.

El Sermón de las Siete Palabras, que se lee cada Viernes Santo durante la Semana Santa, fue marcado por una denuncia contra el sistema en la República Dominicana que protege a «los depredadores del erario y los que evaden impuestos».

«Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen», fue la primera palabra, a cargo del obispo auxiliar de Santo Domingo, José Amable Durán Pineo, en la Catedral Primada de América.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.