México, 17 feb (Prensa Latina) Toda la campaña contra el gobierno de México proviene de Estados Unidos, denunció hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia de prensa matutina, esta vez desde Tijuana, Baja California.
En un análisis del tema de la ola de asesinatos de periodistas, condenó la agresiva campaña en su contra que realizan periodistas reaccionarios como Carlo Loret de Mola, Ciro Gómez, Claudio X y otros profesionales muy bien pagados cuando en general los reporteros ganan muy poco.

Insistió en que toda la campaña proviene de Estados Unidos, de las empresas que hacían negocios, grandes periódicos y también del gobierno de Washington que les paga altos ingresos a periodistas mercenarios a través de instituciones como la USAID y así se lo presentará al presidente Joe Biden, adelantó.

Yo represento a una autoridad legal y democráticamente institucional, constituida, y todo esto es lo que vamos a seguir tratando porque son temas muy importantes, aseguró.

Es necesario demostrar, dijo, que en el mundo se usa al poder mediático para imponer procedimientos de corrupción a fin de que las empresas puedan robar con impunidad. Acusó a esas empresas no solo de dominar los medios, sino que son también las que ponen a gobernantes, no es el pueblo quien los elige, son las grandes corporaciones a través de los medios de comunicación las que favorecen a los partidos, incluso a gobernantes sin capacidad para dirigir.

Hay que develar e investigar qué hay detrás de esas cosas, y cómo es el financiamiento de los medios y de esos periodistas mercenarios que ganan millones de dólares al año.

En cuanto al tema de la seguridad de los periodistas honestos, el mandatario reiteró que no se permite impunidad a nadie, y es la diferencia de su gobierno con los anteriores, no establecemos relaciones de complicidad con nadie y quien cometa delito es investigado y castigado sea quien sea.

Hemo cuidado mucho el que no se presente lo que sucedía en anteriores gobiernos neoliberales que se asociaban a la delincuencia con el poder político y económico.

Lo segundo que considero también relevante, dijo, es que el estado no es el principal violador de los derechos humanos como era antes. No hay crímenes de Estado, ni masacres, no se ordena desaparecer a nadie, no existe el nivel de letalidad que se presentó en el gobierno de Felipe Calderón.

Por su parte, la secretaria de Seguridad Rosa Icela Rodríguez aseguró que la investigación de asesinatos de periodistas marcha a buen paso y ya hay numerosos detenidos y en proceso judicial.

Su subordinado, Ricardo Mejía, dio los detalles según los cuales ya están detenidos y en proceso judicial los tres autores materiales del homicidio de Lourdes Maldonado, y ello debe llevar al autor intelectual del execrable crimen, y algo similar ocurre con los demás periodistas asesinados que suman más de 50 desde 2018.

car/lma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.