Moscú, 28 feb (Prensa Latina) Las fuerzas armadas rusas tomaron el control de las ciudades ucranianas de Berdiansk y Energodar, declaró hoy el portavoz del Ministerio de Defensa de este país, mayor general Ígor Konashénkov.

Informó además que los militares rusos pusieron bajo su mando el territorio de la central nuclear de Zaporozhie, cuyo personal mantiene en funcionamiento las instalaciones y vigila la situación radiactiva.

Las tropas rusas también tomaron la zona de Chernóbil, el lugar donde en 1986 explotó un reactor y tuvo lugar el peor accidente nuclear de la historia.

Según Konashénkov, la aviación militar de Moscú logró la supremacía aérea sobre todo el territorio de Ucrania, mientras las Fuerzas Armadas destruyeron mil 114 instalaciones castrenses desde el inicio de la operación militar, el pasado 24 de febrero.

Indicó que fueron inhabilitados 31 puestos de mando y nodos de comunicaciones ucranianos, 314 tanques y otros vehículos de combate blindados, 57 lanzacohetes múltiples, 121 unidades de artillería de campaña y morteros y 274 piezas de vehículos militares especiales.

El presidente ruso, Vladimir Putin, señaló que Moscú no planea ocupar territorios de ese país, su objetivo es “desmilitarizar y desnazificar” a Ucrania y defender el derecho de los pueblos del país a la autodeterminación.

Asimismo, reiteró que Moscú no puede permitir que Kiev adquiera armas nucleares y se siga militarizando, lo cual constituye un peligro para la seguridad.

Subrayó que la continua expansión de la Organización del Atlántico Norte hacia el este resulta inaceptable para Rusia.

Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques están dirigidos a infraestructuras castrenses, instalaciones de defensa aérea, aeródromos y la aviación militares, y subrayó que la población civil de Ucrania no está amenazada.

jf/mml

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.