Por Ramón Mercedes

NUEVA YORK.- De los 163 centros de asilos en los cinco distritos, pernotando en su interior cientos de dominicanos, al igual que otras etnias, al 1 de junio pasado 120 de ellos no habían tenido una inspección dentro del tiempo requerido, y 33 no han tenido una inspección desde 2021.

El 73 % de ellos, incluso muchos tienen violaciones múltiples previas y han quedado sin control.

La ley federal establece que las autoridades sanitarias estatales deben inspeccionar los hogares de ancianos al menos una vez cada 15 meses. Pero, en NYC una grave escasez de inspectores ha retrasado la mayoría de las inspecciones más allá del límite legal.

Muchos de los lugares que se retrasan en sus inspecciones se encuentran entre los que tienen la calificación federal más baja posible: una estrella sobre cinco en una escala de calidad determinada por las inspecciones, las métricas de calidad y los niveles de personal.

Más de la mitad de las 32 instalaciones con una estrella en la ciudad no se han inspeccionadas en más de 15 meses.

Cada equipo de inspección debe incluir un enfermero registrado. En 2022, casi el 60% de los puestos de inspector de hogares de ancianos del Departamento de Salud del estado estaban vacantes según una investigación del Senado de EE. UU., frente a solo el 4% una década antes, que convierte a NY una de las tasas de vacantes más altas del país.

Por Radaccion