Por Ramón Mercedes

NUEVA YORK.- Las incautaciones de armas de fuego en esta ciudad son las más altas en casi 30 años, según el departamento de la policía neoyorkina.

Sólo en los últimos seis meses, confiscó 3.400 armas de diferentes calibres, informó el jefe de patrulla del NYPD, John Chell.

Asimismo, el pasado fin de semana, familiares, amigos y relacionados de la detective dominicana Miosotis Familia la recordaron en el séptimo aniversario de haber sido asesinada a mansalva por un confeso delincuente mientras se encontraba de servicio en la calle 183 con la avenida Morris, en El Bronx, a pocas cuadras del cuartel 46, donde prestaba servicio.

Miosotis, de 48 años y madre de tres hijos, era una policía veterana. Tenía 12 años trabajando en la fuerza cuando fue asesinada de un disparo mortal en la cabeza la madrugada del miércoles 5 de julio del 2017, mientras cumplía con su deber.

La dominicana se encontraba sentada dentro del vehículo policial junto con uno de sus compañeros de trabajo mientras hacía anotaciones en un libro de registro, y en eso el desconocido se acercó a la patrulla y de forma inesperada le hizo el disparo.

El pistolero fue acribillado por otros agentes policiales. Estaba en libertad condicional por un asalto armado en la ciudad de Siracusa, en el norte del estado de NY y había sido detenido anteriormente por golpear a agentes policiales.

Frente al precinto policial 46 hay un mural y placa desvelados en memoria de la agente dominicana.

En ese mismo orden policial, dos menores, de 12 y 13 años, recibieron disparos cerca de un McDonald’s en El Bronx este sábado por la noche, informó la uniformada. Ambos se debaten entre la vida y la muerte en el hospital Jacobi.

Asimismo, el hispano Jonathan Cameron, de 30 años, fue muerto de varios disparos a unos pasos de su casa, cerca de Loring Place y la avenida Burnside, área habitada mayormente por dominicanos. Además, un joven de 19 años recibió varios disparos y se encuentra en estado crítico en el hospital.

Por Radaccion