El ministro brasileño de Asuntos Exteriores, Carlos França, aseguró que el gigante latinoamericano desea comprar todo el diésel que pueda a Rusia, un país que definió como "un socio estratégico, seguro y muy confiable".

"Rusia es un socio estratégico para Brasil. Somos socios de los BRICS (…) Tenemos que asegurarnos de tener suficiente diésel para la agroindustria brasileña y, por supuesto, para los conductores brasileños", dijo França desde Nueva York, donde participó en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

El ministro añadió que Brasil busca "proveedores de diesel seguros y muy confiables" y "Rusia es uno de ellos".

França respondía así a la prensa sobre el anuncio del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien confirmó el lunes que se está ultimando un acuerdo para comprar diésel a Rusia y que este podría llegar en unos 60 días.

"Cuando fui a Rusia conseguí fertilizantes para el agronegocio y ahora está casi cerrado un acuerdo para que compremos diésel más barato de Rusia", dijo Bolsonaro sin ofrecer más detalles de esta operación.

Desde EE.UU., los periodistas intentaron saber cuánto petróleo comprará Brasil, y França contestó: "Tanto como podemos".

Al ser de nuevo presionado sobre el acuerdo y sus posibles consecuencias, el ministro comentó: "Quizás deberían preguntar al señor Scholz [Olaf, canciller alemán], y luego yo respondo".

El incremento de los precios de los combustibles, uno de los principales impulsores de la inflación, que supera el 11 %, es una de las preocupaciones de Bolsonaro, especialmente a pocos meses de los comicios, en los que Luiz Inácio Lula da Silva, líder del Partido de los Trabajadores, parte como favorito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *