El Centro Infantil de Quemados tiene una de las tasas de recuperación más altas de América Latina

La Unidad de Niños Quemados doctora Thelma Rosario, del Hospital Infantil doctor Arturo Grullón es un modelo de asistencia en su área que maneja cada año un promedio de 2,000 pacientes y posee unas de las más altas tasas de recuperación de América Latina.

La Unidad cumplió sus 17 años de labor ininterrumpida al cuidado de los niños, niñas y adolescentes con lesiones por quemaduras. Se inauguró el 30 de marzo del 2005.

Actualmente dispone de 14 camas de internamiento para atender pacientes que llegan tanto desde la ciudad de Santiago de los Caballeros como de otras localidades de la región del Cibao.

La Unidad de quemados es el centro de referencia nacional para el manejo integral de esta compleja patología considerada la de más alto costo, luego del cáncer, y la quinta causa de muerte en la infancia.

La institución médica inició bajo la dirección del fallecido doctor Julio Marte Simé como su primer director y se construyó por iniciativa del Voluntariado Jesús con los Niños ante las autoridades de la Republica Dominicana.

En la institución se manejan anualmente un promedio de 2,000 pacientes anualmente que tratados por expertos en el área, quienes reciben actualización continua en los cuidados de pacientes con quemaduras y ramas afines.

Los pacientes reciben oportuno tratamiento quirúrgico de lesiones con quemaduras, cuenta con el único Banco de Tejidos de la Republica Dominicana, avalado por el Instituto Nacional de Coordinación y Trasplante (INCORT), este funciona en coordinación con la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra.

El manejo integral y oportuno con profesionales comprometidos le ha merecido una de las tasas de recuperación más altas de América latina.

En la actualidad se ejecuta un plan piloto de pedagogía hospitalaria en conjunto con las autoridades del Ministerio de Educación con el propósito de que los niños continúen con su programa académico escolar a pesar de encontrarse ingresados.

La idea de este programa es que al egresarse los pacientes puedan reintegrarse a sus escuelas, reduciendo así la brecha de conocimiento con sus pares y disminuyendo la posibilidad de deserción escolar tras su recuperación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *