Se calcula en centenares el número de uniformados cercados en la planta química de Severodonetsk.

¿Qué se conoce sobre el bloqueo de militares ucranianos en la fábrica química Azot en Donbass?

Un grupo significativo de militares ucranianos se encuentra bloqueado en la fábrica química Azot en Severodonetsk, la cuidad en Donbass que esta semana pasó casi por completo bajo el control de las fuerzas rusas.

El embajador de la República Popular de Lugansk (RPL) en Rusia, Rodión Miróshnik, situó en entre 300 y 400 la cantidad de uniformados ucranianos en la planta.

En su canal de Telegram, el diplomático indicó que hasta 500 civiles podrían encontrarse también en el territorio de Azot.

Se ha establecido contacto con los militares

"Los militares están tratando de plantear exigencias: que se les permita abandonar el territorio de la planta química junto con los rehenes y que se les proporcione un corredor de salida a la ciudad de Lisichansk. Tales exigencias son inaceptables y no se discutirán", escribió Miróshnik.

Actualmente se están llevando a cabo negociaciones para la liberación segura de los civiles de la fábrica. A las formaciones ucranianas se les garantizará la vida y un trato adecuado de acuerdo con las normas internacionales si liberan a los rehenes, dejan de resistirse y se rinden incondicionalmente, explicó el representante.

Operación cautelosa

La ciudad de Severodonetsk, de unos 100.000 habitantes, ahora es uno de los focos del conflicto, donde las fuerzas de Lugansk, apoyadas por los militares rusos, ya controlan la parte residencial de la urbe, mientras centran sus esfuerzos en la zona industrial.

Rusia: Militares ucranianos retienen por la fuerza a centenares de civiles en las estructuras subterráneas de una planta en Severodonetsk

"No podemos actuar allí con suficiente contundencia porque se trata de una instalación de la industria química. Y nuestra principal tarea es limpiar la zona industrial para que no se cause ningún tipo de desastre ecológico", dijo a periodistas este sábado el líder de la RPL, Leonid Pásechnik.

El dirigente precisó que se está llevando a cabo la evacuación de la población local de las zonas peligrosas.

Peligro de un ataque químico

El jefe del Centro de Gestión de la Defensa Nacional de Rusia, Mijaíl Mízintsev, informó que militares ucranianos retienen por la fuerza a centenares de civiles en las estructuras subterráneas de la planta Azot, en Severodonetsk.

El alto cargo aseguró que los combatientes ucranianos minaron depósitos con sustancias químicas peligrosas como ácido nítrico, amoníaco y nitrato de amonio en la planta.

En este contexto, acusó a las fuerzas de Kiev de seguir utilizando instalaciones críticas de la industria con objetivos militares, empleando a la población civil como escudo humano.

Zelenski: El destino de Donbass se está decidiendo en Severodonetsk

Oficina de Prensa del presidente de Ucrania / AP

Por su parte, el presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, indicó el jueves que los combates por el control de la ciudad de Severodonetsk pueden decidir el resultado del conflicto con las fuerzas rusas.

"Severodonetsk sigue siendo el epicentro del enfrentamiento en Donbass. Defendemos nuestras posiciones, infligimos importantes pérdidas al enemigo", destacó.

Asimismo, calificó la batalla que se libra allí como "muy feroz, muy difícil, probablemente una de las más difíciles". "Agradezco a todos los que defienden en esta dirección. En muchos sentidos, el destino de nuestro Donbass se está decidiendo allí", concluyó.

"La situación en el frente es difícil"

Foto referencia. EFE

A su vez, el ministro de Defensa de Ucrania, Alexéi Réznikov, reconoció la misma jornada la difícil situación que atraviesan las Fuerzas Armadas del país y las enormes pérdidas que sufren en el marco del conflicto.

"Cada día tenemos hasta 100 de nuestros soldados muertos y hasta 500 heridos", escribió Réznikov en su cuenta de Facebook (red social prohibida en territorio ruso, propiedad la compañía Meta, calificada como "organización extremista" por las autoridades rusas). El alto funcionario reconoció que "la situación en el frente es difícil", e indicó que, por ahora, los militares rusos tienen la fuerza para "avanzar en varias zonas del frente".

Apoyo de Occidente

Paralelamente, Réznikov criticó la poca rapidez de los suministros de armas occidentales. "No puedo decir que esté satisfecho con el ritmo y el número de entregas de armas. En absoluto", destacó.

"Ya hemos recibido, comprado en el mercado, fabricado y entregado a las Fuerzas Armadas de Ucrania un número significativo de armas", señaló el ministro ucraniano. También añadió que "estos números habrían sido suficientes para una operación de defensa victoriosa contra cualquier Ejército de Europa", pero no contra Rusia.

En respuesta a la operación militar especial lanzada por Moscú, los países occidentales han estado suministrando a Kiev armas ligeras, municiones, vehículos blindados, misiles antitanque y antibuque, equipos de protección y varias clases de artillería, incluidos obuses y morteros, mientras que EE.UU. prometió entregar lanzacohetes múltiples de largo alcance.

Sin embargo, las fuerzas rusas superan a las de Ucrania en una proporción de 20 a 1 en artillería y de 40 a 1 en municiones, según las estimaciones de un informe presentado por un equipo de funcionarios de inteligencia de Ucrania y de países occidentales. actualidadrt.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *