Cientos de ciudadanos de las comunidades situadas en Cordillera Central se manifestaron en las calles en contra de la construcción de la presa Las Placetas, en el municipio San José de las Matas, de la provincia Santiago, por considerar que la misma acabaría con los ríos Bao y Jagua.

Tras la marcha, un manifiesto leído por Elissa Mariel Núñez, los lugareños de las localidades serranas afirmaron que los citados ríos han perdido más del 50% del caudal en los últimos 20 años, situación que impide la sostenibilidad de una presa como esta.

Hombres y mujeres, incluyendo de avanzada edad y niños, participaron en la caminata que recorrió varias calles en demanda de que se deje sin efecto el proyecto de edificación de la hidroeléctrica de Las Placetas, tras afirmar que la obra inviable.

Como ejemplo, citaron la experiencia de las presas Pinalito, en el río Tireo, y la de Monción, sobre el río Mao, que supuestamente no han logrado cumplir su objetivo.

En ese orden, pronosticaron que lo mismo sucedería si permiten construir la hidroeléctrica de Las Placetas, debido a que no hay capacidad para llenar los embalses, convirtiéndola en la mayor estafa al Estado dominicano y a los pueblos serranos.

Al continuar dando lectura al manifiesto, Núñez calificó como intentos perversos y abusivos de entregar a intereses foráneos que buscan enriquecerse en base a la destrucción de los recursos naturales de las montañas.

El manifiesto establece que esta empresa está ligada a Odebrecht y asegura que solo busca promover un brutal atentado en contra de los pueblos de la sierra.

En ese sentido, pidieron al presidente Luis Abinader que escuche el clamor de las comunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *