El incremento de 50 puntos en la tasa de interés de referencia dispuesto por el Banco Central busca detener la inflación provocada por la expansión lograda por las flexibilidades de financiamiento en medio de la pandemia, afirmó el economista Antonio Ciriaco.

El especialista sostuvo que con esa decisión de las autoridades monetarias no deben afectarse los préstamos otorgados por la banca con la flexibilización dispuesta por el Banco Central que ha permitido financiamientos productivos por encima de 212,000 millones de pesos a tasas al público no mayores de 8%.

En cambio, Ciriaco señaló que “los nuevos préstamos que se otorguen sí se van a ver afectados con incrementos en las tasas de interés, para los préstamos, para aquellos que vayan a tomar préstamos, a hacer algún consumo privado, alguna inversión privada, es obvio que estos se verán afectados”.

Entrevistado en el programa televisivo “Propuesta de la noche”, por Digital 15, el experto dijo que los ahorristas y quienes invierten en certificados también recibirán mejores dividendos por su dinero de parte de los bancos.

“Lo que trata el Banco Central es mantener ancladas las expectativas de la meta de inflación, que la colocó para este año a un 4%, porque el tema del momento es la inflación”, apuntó Ciriaco.

Agregó que la inflación está afectando a todos los países y los Bancos Centrales están muy preocupados y por eso los bancos han comenzado a incrementar su tasa de política monetaria.

“Lo hizo México, lo hizo Chile, lo hizo Colombia. Es una decisión que han tomado los Bancos Centrales, porque también la Reserva       Federal de los Estados Unidos ha comenzado a retirar los estímulos que se habían otorgado durante la pandemia y también eso indica que la tasa de interés a nivel internacional”, expresó el economista.

Indicó que con esa medida del Banco Central se busca evitar también que por el tema del diferencial de la tasa de interés, capitales nacionales o capitales que usan en el país, salgan fuera a buscar mayores rendimientos.

“El hecho de incrementar la tasa de política monetaria,  va a implicar que los costos del dinero se incrementen para nuevos proyectos de inversión, que los costos de inversión se incrementen para cualquier consumo privado, pero con eso trata de cierta manera de detener un tanto los incrementos de precios, la tasa de inflación”, puntualizó Ciriaco.

Explicó que por lo general, cuando se incrementa la tasa de política monetaria, que a su vez impulsa al alza del resto de la tasa de interés, “se contiene la demanda, y al contener la demanda, le quita presión al mercado cambiario y es obvio que nosotros vamos a ver reflejado en los meses posteriores que el tipo de cambio posiblemente disminuya su tasa en este caso de apreciación”.

\Estimó que la tasa del dólar “se desprecie un poquito, pero no en la magnitud que se espera, porque con este movimiento que ha tomado el Banco Central, al quitarle presión a la demanda, obviamente que va a mantener el cambio en la vecindad de 57 pesos por un dólar”.

Inflación importada

Al explicar más ampliamente por qué la Junta Monetaria aumentó las tasas de financiamiento, Ciriaco manifestó que para contrarrestar los efectos inflacionarios hay que tomar en cuenta que  los  mercados internacionales hay problemas en la cadena de suministro, falta de contenedores, alza en los fletes y alzas en el mercado de las materias primas, los combustibles.

Además incremento de las materias primas agrícolas, lo que “se trasmitió a las economías y en el caso del país, impactó los costos de producción de las empresas y a su vez las empresas les transfieran esos precios al consumidor como inflación importada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *