Mohamed El-Erian cree que una combinación de varios factores, entre ellos el nivel de inflación más alto en décadas y tensiones geopolíticas, amenazan con hundir la economía mundial en una recesión.


El reputado economista estadounidense Mohamed El-Erian considera que el mundo no solo está al borde de otra recesión, sino que atraviesa un "profundo cambio económico y financiero", según lo expresó en un artículo de opinión publicado este martes en la revista Foreign Affairs.

El que fuera asesor de Desarrollo Global del expresidente de EE.UU. Barack Obama entre 2012 y 2017 indica que una inflación en su nivel más alto en décadas, una combinación de tensiones geopolíticas, las interrupciones en la cadena de suministros y el aumento de las tasas de interés amenazan con hundir la economía mundial en una recesión.

"Pero en lugar de una vuelta más en la rueda económica, el mundo puede estar experimentando importantes cambios estructurales y seculares", afirma El-Erian, detallando que estos durarían más que el ciclo económico actual.

En este sentido, señala que tres nuevas tendencias apuntan hacia tal transformación y es probable que desempeñen un papel importante en la configuración de los resultados económicos de los próximos años y generen aún más incertidumbre en el futuro: el cambio de una demanda insuficiente a una oferta insuficiente como un importante lastre plurianual para el crecimiento, el fin de la ilimitada liquidez de los bancos centrales y la creciente fragilidad de los mercados financieros.

¿Qué propone?

Por ello, el actual asesor económico jefe de la compañía multinacional de servicios financieros Allianz sostiene que los gobiernos y los bancos centrales deben, entre otras cosas, modernizar la infraestructura para ayudar a aumentar la oferta, mejorar la capacitación laboral y los programas de reequipamiento, así como poner en marcha asociaciones público-privadas para satisfacer necesidades apremiantes, como el desarrollo de vacunas.

Asimismo, indica que estos deben seguir luchando contra la inflación, mejorar la coordinación de la política fiscal, monetaria y las reformas estructurales que mejoran la productividad y el crecimiento, progresar en la supervisión y regulación de las entidades financieras no bancarias y establecer redes de seguridad más sólidas para proteger los sectores más vulnerables de la sociedad.

El-Erian asegura que se trata de una tarea difícil, pero factible. En este sentido, explica que, cuanto más tiempo los hogares, las empresas y los gobiernos no reconozcan ni respondan los cambios estructurales que ocurren en el sistema económico y financiero mundial, más difícil será mitigar los riesgos y aprovechar las oportunidades asociadas a los mismos.

"El mundo no solo se está tambaleando al borde de otra recesión. Se encuentra en medio de un profundo cambio económico y financiero", continúa. "Reconocer este cambio y aprender a navegarlo será esencial para que el mundo llegue a un mejor destino", concluye.actualidad.rt.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *