Por Ramón Mercedes

NUEVA YORK.- La decisión del fiscal de Manhattan, Alvin Bragg, solicitándole a un juez retirar oficialmente los cargos de asesinato contra el bodeguero dominicano José Alba, de 61 años, por haber ultimado al ex convicto afroamericano Austin Simon, de 33, fue aplaudida por el presidente de la Asociación de Bodegueros Unidos de América (UBA), Radhamés Rodríguez.

Expresa que Simon atacó rudamente al trabajador en el interior de su bodega Blue Moon Convenient Store, ubicada en Broadway con la calle 139, en el Alto Manhattan, y este se defendió y lo apuñaló hasta la muerte, en defensa propia.

La semana pasada, el presidente de UBA, entidad que agrupa más de 12 mil bodegueros en la Gran Manzana, y el vocero de la misma, Fernando Mateo, se reunieron con Bragg en su despacho solicitándole que desestimara los cargos por él haber actuado en defensa propia. El funcionario judicial prometió que estudiaría seriamente la solicitud.

Otras entidades se sumaron al clamor para que el dominicano fuera puesto en libertad sin cargos. Entre ellos el alcalde, Eric Adams; los congresistas Adriano Espaillat y Lee Seldin; la Cámara Estatal de la Asociación Nacional de Cámaras de Comercio Latinas (NAOSLCC); y la asambleísta Yudelka Tapia, entre otras.

La decisión del fiscal de desestimar los cargos de asesinato contra Alba se produce tres semanas después de que ocurriera el incidente.

“El pueblo ha determinado que no podemos probar más allá de una duda razonable que el acusado no estaba justificado en su uso de la fuerza física letal”, dice la fiscalía.

“Al aplicar los hechos a la ley, el núcleo de todo sistema de justicia, es crucial realizar una investigación de hechos que permita a los fiscales de esta oficina hacer determinaciones justas y objetivas sobre qué cargos penales presentar, indica

En este asunto, del examen de los hechos se desprende que este caso no puede probarse más allá de duda razonable en juicio, por lo que el pueblo solicita el sobreseimiento de los cargos contra el imputado Alba”, sostiene el fiscal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *