https://panampost.com/

Nueva York.-Desde los años ochenta el índice de precios al consumo (IPC), la principal herramienta para medir la inflación no golpeaba tanto a los norteamericanos.

Se trata de un incremento del 9,1% en junio en comparación con el año anterior, y que ahora se ubica en el más alto desde r 1981.

Según los informes, la tasa mensual, los precios escalan un 1,3% y la inflación subyacente mensual, descontados los precios más volátiles de energía y alimentos, un 0,7%.

Los expertos estiman que el alza fue impulsada por los precios más altos de la gasolina, el aumento de los alquileres y el notable encarecimiento de los comestibles.

La cifra se esperaba alta, pero superó las previsiones de los expertos, que apuntaban a una subida del 8,8% y el 1,1%, respectivamente.

El aumento ha sido generalizado en gasolina, vivienda y alimentos los mayores contribuyentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *