Los precios subieron un 0,6 % en julio con respecto a junio, sin tener en cuenta los ajustes estacionales.

La inflación en el Reino Unido se disparó en julio a 10,1 %, el nivel más alto desde febrero de 1982, reportó este miércoles Reuters citando datos oficiales.

Según el medio, los precios subieron un 0,6 % en julio, con respecto al mes previo, sin tener en cuenta los ajustes estacionales. En junio, la tasa anual de inflación en el país fue de 9,4 %.

El crecimiento superó las previsiones de los economistas en una encuesta de Reuters, que preveían que la inflación alcanzaría el 9,8 % en julio.

En este contexto, el canciller de Hacienda británico Nadhim Zahawi afirmó que su mayor prioridad ahora es "controlar la inflación". "Estamos actuando mediante una política monetaria fuerte e independiente, decisiones fiscales y de gasto responsables, y reformas para impulsar la productividad y el crecimiento", agregó el alto funcionario.

La crisis económica se agudiza en el Reino Unido, después de que Boris Johnson se viera obligado a dimitir, en un contexto de adopción de sanciones masivas contra Rusia y con la economía en recesión tras la pandemia del covid-19 y el Brexit.

Recientemente, The Guardian reportó, con referencia a un informe del Instituto Nacional de Investigaciones Económicas y Sociales, que la inflación en la nación británica crecerá hasta niveles "astronómicos" durante el próximo año. Los precios en alza del gas y de los alimentos impulsan la inflación, que podría llegar hasta el 11 % a finales de año, según distintas predicciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *