Santiago.-La Dirección General de Migración defendió la actuación de sus agentes y negó que hayan maltratado o desconsiderado al cónsul de Haití en la provincia de Santiago, James Jacques, al tiempo de afirmar que en el operativo desmantelaron una red que falsificaba visas y pasaportes.

En un comunicado de Prensa, Migración sostiene que el diplomático fue al lugar donde miembros de Migración, de la Policía Nacional y de la Dirección de Control de Bebidas Alcohólicas (COBA), desmantelaron la noche del viernes una banda que traficaba con pasaportes haitianos y visas desde un centro de diversión en la provincia de Santiago.

Migración señaló que en el operativo fueron detenidos 21 haitianos indocumentados. Igualmente fueron confiscados unos 15 pasaportes haitianos, así como las suma en efectivo de 56,500.00 pesos dominicanos, 890 dólares y 4,100 gourdes haitianos.

Asimismo, la entidad comunicó que “se actuó en respuesta a decenas de quejas de vecinos que denunciaban ruidos y escándalos que se producían a altas horas de la noche en el restaurante Laromate Creole”.

La institución afirma que el cónsul general de Haití en Santiago, James Jacques, fue al lugar exigiendo que se le entregara al señor Jolivain Nelson, a quien se le habían ocupado los 15 pasaportes y el dinero en el operativo.

Agregan al comunicado que al no tener éxito en sus intenciones, el cónsul pidió al personal de Migración acompañarlos, a los fines de gestionar los documentos de algunos de los detenidos, alegando que los mismos estaban “resguardados en sus viviendas”.

Explica que el grupo fue trasladó junto al grupo hacia el Centro de Acogida de Migración Santiago, “donde estuvo por unas dos horas mientras diligenciaba los documentos a los haitianos que estaban indocumentados”.

Según la institución, el diplomático haitiano nunca fue apresado ni maltratado por el personal de la Dirección General de Migración, puesto que no se encontraba en el lugar, sino que llegó a intervenir por los que habían sido detenidos.

De acuerdo a Migración, el operativo fue hecho dentro del marco de la ley de Migración, y respetando los Derechos Humanos.

Migración reiteró en su comunicación que “no dará marcha atrás en el cumplimiento del deber de salvaguardar la soberanía nacional y velar que los extranjeros se manejen dentro de un marco de respeto a la ley y expulsar del territorio nacional todo aquel que se encuentre en estado de ilegalidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *