SANTIAGO.- Un psiquiatra de esta ciudad advirtió que la delincuencia y violencia deben enfocarse desde un punto de vista sociológico y de la salud mental en general, aunque asegura pueden existir causas en el medio familiar, social o dentro del Estado.
El doctor Francisco Angeles dijo que solo con el poder de la esperanza y la fe se puede derrotar la delincuencia y la violencia sin olvidar que estas son generadoras de ansiedad, depresión y estrés y donde debe interviene la familia, la justicia y el Estado por ser las entidades llamadas a regularizar las injusticias que llevan a cometer dichos actos.
El especialista en Psiquiatría y Geriatría, Universidad Complutense, al analizar la violencia y la delincuencia, sostiene que en la actualidad, tanto en los medios como en lo general hay muchas declaraciones relacionadas con tema, pero quienes quieran conocer más deben tomar como referente a Sigmund Freud.
Recordó Freud es el más prolífero de los filósofos de la conducta humana a tal punto que se le considera el padre de la Psicología y la Psiquiatría moderna y especialmente por ser fundador del Psicoanálisis, que estudió a profundidad el tema por vivir en un medio hostil .
“Recordemos que nadie como Él ha estudiado la conducta humana desde una perspectiva científica, siendo capaz de penetrar a los estratos sociales más altos y bajos de cualquier sociedad comprendida entre el siglo XIX y el siglo XX”
Al profundizar sobre el tema, el también psicólogo, Francisco Angeles señala que la delincuencia nos es más que todo aquello relacionado con las acciones delictivas y con los individuos que las cometen, conocidos como delincuentes, por lo que, también es el acto de cometer un delito o Cantidad o proporción de delitos cometidos en un lugar o en un período de tiempo determinado.
Asegura que una de las causas de la delincuencia son los factores biológicos, genéticos o sociales los cuales describe con gran maestría Nicolás Caparrós en su libro “Crisis de la familia” en el editorial Fundamentos de la Serie Psicológica en el año 1977, Madrid, en la cual describe al igual que Sigmund Freud que ha existido una “amnesia de lo infantil” en los análisis de la conducta lo cual llevó años en descubrir el siquismo inconsciente del mundo de los niños comparándolo con el del adulto.
Explica que los que continuaron los estudios de Sigmund Freud sobre todo en Inglaterra observaron la relación de objeto del ser humano desde su nacimiento sin lograr entender porque se duró tantos años sin llegar al fundamento del inconsciente del individuo y la opresión que cada ser humano y los procesos de producción y las clases sociales, económica y política actuaban de espalda a la sociedad esclavista.

Agrega que “también le llamó la atención como fue el desarrollo con comitente de la psicología individualista centrada en el sujeto aislado del contexto del melancólico o del esquizofrénico como entidades autónoma de una sociedad que lo produce pasando de allí a la psicología y el estudio de las relaciones humanas donde cada persona mantenía su grupo, entiéndase familiares, amigos y relacionados hasta llegar a la consulta y su objeto de comprender como se ha llegado a la formación de sistema de la enfermedad mental”.
En su análisis sobre la violencia y la delincuencia, Angeles recuerda que la familia plantea un problema capital en la formación del ser humano como en instancia a la vez de la moderación al igual que su ser con el Estado sobre todo cuando es opresor e injusto.
“Hay que decir que desde el punto de vista sociológico y de la anti psiquiatría de los años 1970 y 1980 denunciaron con medias verdades la relación entre enfermedad mental y la sociedad lo cual hemos visto con mucha más claridad desde el mundo de la terapia de familia la cual arrancó con mayor fuerza desde los años 1980 -1990”.
El psiquiatra santiagués precisa la violencia puede ser multifactorial al igual que la delincuencia, pero también, pueden actuar factores de estrés agudo y crónico pudiendo llevar al individuo a caer en un estado de ansiedad o sentimiento de alarma por (miedo, terror, pánico, con pérdida de lucidez que puede llegar al bloqueo mental hasta llevarlo a una depresión mayor incluso al suicidio.
Alerta que cualquier catástrofe, y por lo tanto en la vida laboral actual, los individuos estamos expuestos al condicionamiento determinante de ese estrés, acudo que puede llevar a desencadenar actos violentos en personas que nunca antes lo habían tenido, sobre todo por falta del buen manejo de empresas, del medio social o familiar.
El doctor Angeles sostiene que para el filósofo Cicerón la violencia es lo más opuesto a la justicia y que para otros sabios de la antigüedad, la violencia nunca es durable siendo todo lo violento injusto, la misma tiene mucho parentesco con el miedo proclamando Sócrates que ningún imperio conquistado o gobernado con la violencia puede ser duradero.
“hay que concluir que la situación de delincuencia y violencia deben enfocarse desde un punto de vista sociológico y de salud mental en general, puede encontrar sus causas como ya hemos dicho en el medio familiar, social o dentro del Estado que no conduzca a la sociedad, según nos decía Sócrates anteriormente”
Puntualizamos que sólo con el poder de la esperanza y la fe podremos derrotar la delincuencia y la violencia sin olvidar que esta son generadoras de ansiedad, depresión y estrés y donde debe intervenir la familia, la justicia y el Estado por ser las entidades llamadas a regularizar las injusticias que llevan a cometer dichos actos, concluye el especialista en Psicología, Psiquiatría y Geriatría de la universidad Complutense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *