Las elecciones a la Cámara de los Comunes se realizaron de manera anticipada, después de que el primer ministro Rishi Sunak decidiera disolver el Parlamento británico.

Este jueves, los ciudadanos de Reino Unido acudieron a las urnas para elegir a su cuarto primer ministro en cinco años. De acuerdo con los primeros resultados de los sondeos a pie de urna, el Partido Laborista, de Keir Starmer, se inclina hacia una abrumadora mayoría parlamentaria.

Aunque las elecciones a la Cámara de los Comunes estaban previstas para finales de enero del próximo año, se realizaron de manera anticipada después de que el primer ministro Rishi Sunak decidiera disolver el Parlamento británico tras acordarlo con el rey Carlos III.

Primeros sondeos:

De acuerdo con sondeos de la BBC, ITV y Sky News, los laboristas ganarían las elecciones con una mayoría de 170. Así, si se cumplen las previsiones, Starmer se convertiría en primer ministro con 410 diputados, mientras que los conservadores caerían a 131, su número más bajo en la historia de la posguerra.

Por otra parte, los liberaldemócratas quedarían en tercer lugar, con 61 escaños, seguidos de los reformistas con 13. Asimismo, el Partido Nacional Escocés y otras formaciones políticas más pequeñas, conseguirían 10 y 25 bancas respectivamente.

Jornada electoral.

Durante la jornada de elecciones, los votantes británicos han elegido a 650 miembros de la Cámara de los Comunes, uno por cada distrito electoral local. Debido al sistema de escrutinio mayoritario uninominal del Reino Unido, los candidatos con mayor número de votos serán considerados ganadores incluso si no llegan al 50 %.

Sunak votó a primera hora junto con su esposa, Akshata Murty, en la circunscripción de Richmond y Northallerton, e instó a los votantes, a través de su cuenta de X, a «detener la supermayoría laborista que significaría impuestos más altos para una generación». Mientras que Starmer, acompañado por su esposa, Victoria, fue recibido por un pequeño grupo de simpatizantes en un colegio electoral de Kentish Town, al norte de Londres.

En estas elecciones, los dos mayores partidos políticos británicos, el Conservador, de Sunak, y el Laborista, de Starmer, se han enfrentado por el derecho de formar un nuevo Gobierno, que esté encabezado por el líder del partido con mayoría absoluta de escaños, es decir, que cuente con al menos 326. Además, el Partido Reformista, de derecha, el Partido Liberal Demócrata, el Partido Verde de Inglaterra y Gales, así como otras formaciones políticas más pequeñas, también disputaron bancas.

En caso de que Starmer se convierta en primer ministro, sería la primera vez que el líder del Reino Unido cambia como resultado de elecciones generales desde 2010, cuando David Cameron sucedió a Gordon Brown. Theresa May, Boris Johnson, Liz Truss y el propio Sunak se convirtieron en primer ministro por un mecanismo interno del Partido Conversador y no mediante elecciones.

Por Radaccion