Una nueva guerra podría estallar en Europa tras las acciones de los incidentes que se han reportado este domingo
y que involucran a las fuerzas de Kosovo, quienes bloquean carreteras con Serbia, tras lo cual se hicieron sonar sirenas y se oyeron disparos.

El presidente serbio, Aleksandar Vucic, afirmó este domingo que el Ejército kosovar planea realizar un ataque contra la población serbia que vive en el norte de la provincia autónoma de Kosovo y Metojia.

"La atmósfera se ha caldeado y los serbios no sufrirán más atrocidades", afirmó el mandatario. "Mi súplica a todos es que intenten mantener la paz a cualquier precio. Pido a los albaneses que entren en razón y a los serbios que no caigan en las provocaciones", agregó.

Al mismo tiempo, pidió a las grandes potencias que reconocieron la independencia del territorio kosovar "que presten un poco de atención a la ley y la realidad sobre el terreno y no permitir que sus pupilos causen conflictos".

La cancillería rusa

La Cancillería rusa denunció los acciones como una provocación y dijo que Rusia insta a Prístina, a EEUU y la UE, que la apoyan, a que cesen las provocaciones

Se trata de un paso más hacia la expulsión de la población serbia de Kosovo, expulsando a las instituciones serbias de Kosovo que protegen los derechos de la población serbia del gobierno arbitrario de los radicales de Pristina dirigidos por el "Primer Ministro" Kurdi, afirmó la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, María Zajárova.

"Los dirigentes de Kosovo saben que los serbios no quedarán indiferentes ante un ataque directo a sus libertades y están agravando deliberadamente la situación para lanzar un escenario violento".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.