Un trabajador de una fábrica de la ciudad de Nueva York. REUTERS/Andrew Kelly
Un trabajador de una fábrica de la ciudad de Nueva York.

(Bloomberg) — La productividad en Estados Unidos sufrió la mayor caída desde 1981 en el tercer trimestre, lo que refleja un fuerte retroceso del crecimiento económico y un aumento de las horas trabajadas.

La producción por hora de los empleados de empresas no agrícolas disminuyó a una tasa anualizada del 5% en el tercer trimestre, según cifras publicadas el jueves por el Departamento del Trabajo. La caída se compara con el aumento del 2,4% del segundo trimestre y el descenso del 3,1% que proyectaban los economistas encuestados por Bloomberg. Las tasas de crecimiento de la productividad pueden ser extremadamente volátiles.

La economía registró el trimestre pasado la menor tasa de crecimiento de la recuperación de la pandemia, ya que los problemas en las cadenas de suministro y un aumento de los casos de covid-19 frenaron el gasto. Esta desaceleración, a su vez, redujo la medida de crecimiento de la productividad del Gobierno.

Las empresas que enfrentan aumentos de los costos, incluidos los relacionados con la mano de obra, a menudo tratan de aumentar la productividad de los trabajadores adoptando mejoras tecnológicas e invirtiendo en equipos.

Salarios más altos

Con la caída de la productividad, los costos laborales unitarios aumentaron un 8,3% tras subir un 1,1% en los tres meses anteriores.

Muchas empresas han aumentado los salarios u ofrecido incentivos en los últimos meses para atraer y retener a los trabajadores. Datos publicados la semana pasada mostraron que los sueldos y salarios anotaron en el tercer trimestre la mayor alza de la que se tenga registro. Aun así, las restricciones de mano de obra han limitado el crecimiento de la producción y han agravado los problemas del transporte.

Las presiones de precios siguen siendo extremadamente elevadas en una serie de indicadores de inflación. Si el crecimiento de la productividad no se recupera sustancialmente en los próximos trimestres, podría alimentar la preocupación de que los rápidos aumentos salariales creen una espiral inflacionaria impulsada por los salarios.

.finanzas.yahoo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *