Santo Domingo.-La Unión de Pequeños y Medianos Industriales de la Harina (UMPIH) advirtió hoy que es imposible que ese sector asuma los nuevos aumentos en los precios de la harina de trigo, que rondan entre un 20 y un 25 por ciento.

Precisó que, además, “en el mercado hay una preocupante escasez del cereal y al parecer tiene que ver con el cierre del molino de Haití”.

Expresó que las pequeñas panaderías, que compran a través de distribuidores y almacenes, están comprando el saco del producto entre RD$1,600 y RD$1,700.

Manifestó que a esos costos se suman las alzas que, desde el año pasado, registran otros insumos como los combustibles, la energía eléctrica y los salarios.

Durante una rueda de prensa, la organización expresó preocupación “ante la situación de carestía y el desabastecimiento en el país de la harina de trigo”.

La convocatoria
El encuentro con los periodistas fue convocado para “fijar posición ante el alza y escasez de la harina en República Dominicana”.

Participaron Issachart Burgos, presidente de la Umpih; Juan González Taveras, vicepresidente; Francisco Mendoza, vocal y Julián Polanco, presidente de la Asociación de Productores de Pan, Repostería y Ventas de Dulces (Aprovend),

La entidad afirmó que el precio de la harina de trigo subió este mes a RD$350. 00 pesos por saco, y que los molinos de trigo argumentan que la razón es la finalización del subsidio por parte del Gobierno a las importaciones de todos los tipos de trigo.

“Para nuestro sector es imposible asumir dentro de sus costos este nuevo incremento de las harinas, sumados a los altos costos de las demás materias primas e insumos», dijo a los periodistas la organización. «Nuestra institución hace un llamado a sus asociados a que actualicen sus costos de producción”, manifestó.

Agregó que “al país le decimos que nos vemos obligados a evaluar toda la estructura operativa y administrativa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *