Santiago.-Una ola de calor con temperaturas que superan los   32 grado Celsius, equivalente  91 grado Fahrenheit, pero con sensación térmica superior a los  37 grados , unos 99 grado Fahrenheit, unido a una tanda de apagones   golpean a la población a pesar de que aún no inicia el verano.

Los expertos recuerdan que el mes de mayo se caracteriza por una temporada de  lluvias, lo que aumenta la humedad relativa del aire y la sensación de calor.

Bajo las condiciones actuales,  de  cielo soleado y temperatura calurosa,  recomiendan vestir ropas claras y ligeras,, evitar emociones negativas como el enojo, y tomar mucho liquido, sobre todo, agua.

La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) sugirió vía Twitter tomar suficiente agua y evitar los rayos del sol desde las 11:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde.

Partiendo del Observatorio de Salud y Cambio Climático de España, estos son algunos de los efectos ante la exposición en un ambiente caluroso:

  • Deshidratación
  • Calambres
  • Golpe de calor
  • Síncope por calor
  • Arritmias
  • Agravamiento de enfermedades previas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.