El alza de la tasa de interés decretada por el Banco Central (BCRD) a 7.75% anual representa un duro golpe a la población deudora en el sistema financiero nacional.

La nueva alza de los tipos de interés se sentirá en los préstamos (tasas activas) de la gente común y empresas, específicamente en los nuevos y los viejos que no fueron negociados a tasa fija.

También n en la tasa pasiva, que es el fruto del rendimiento de depósitos ya sea en cuentas de ahorro, corriente o títulos valores invertidos por agentes locales y extranjeros en RD.

La medida que sube de 7.25% 7.75% anual la Tasa de Política Monetaria del BCRD también afectará a otras actividades, especialmente a las del comercio y consumo (préstamos personales) y los hipotecarios nuevos.

El objetivo de desacelerar la economía bajando la demanda de dinero baje y así evitar un sobrecalentamiento de la economía que impacte más los precios, en momentos en los que la inflación ha cedido levemente.

Los aumentos de las tasas activas afectan de forma directa a los deudores, mientras que la activa favorece al dueño del dinero y al intermediario, con lo cual quien más afectado resulta es la mayoría que busca financiamiento para comprar casa, carro u otro activo.

La nueva política restrictiva podría mantenerse hasta mediado del próximo año 2023 ante la incertidumbre del mercado internacional por la guerra rusa en Ucrania.

El Banco Central anunció que en su reunión de política monetaria de julio de 2022 decidió incrementar su tasa de interés de política monetaria en 50 puntos básicos de 7.25% a 7.75% anual. De este modo, la tasa de la facilidad permanente de expansión de liquidez (Repos a 1 día) pasó de 7.75% a 8.25% anual y la tasa de depósitos remunerados (Overnight), de 6.75 % a 7.25 % anual.

Desde finales del 2021 el Banco ha aplicado un proceso de normalización monetaria a través de incrementos en su tasa de política monetaria y de reducción del excedente de liquidez del sistema financiero, con el objetivo de contrarrestar las presiones inflacionarias, evitar riesgos de sobrecalentamiento de la economía, así como un deterioro del diferencial con respecto a las tasas de interés externas, dice la entidad en un comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *