Alejandro Moreno está envuelto en la polémica tras la difusión de conversaciones privadas en donde violenta a la prensa y habla de una presunta triangulación de recursos a través de bienes personales.
Audios filtrados y 'amenazas': el presidente de un partido opositor queda en el 'ojo del huracán' a días de una crucial elección en México

A solo cuatro días de que se disputen una nuevas elecciones en México, el presidente del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno, está envuelto en la polémica después de que la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, del oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), difundiera audios de conversaciones privadas en los que el priista violenta a la prensa y desvela acciones de presunto lavado de dinero.

El 24 de mayo, Sansores publicó una llamada telefónica de Moreno con una persona no identificada. En esa conversación, el priista asegura que insultará a Alexandro Arceo Azar, administrador general del periódico Tribuna, y en seguida lanza una amenaza.

"A los periodistas no hay que matarlos a balazos, hay que matarlos de hambre", dice el exgobernador de Campeche, Moreno, durante la conversación.

La noche del lunes 31 de mayo, la gobernadora de Campeche difundió un nuevo audio del presidente del PRI, en donde conversa con un hombre, presumiblemente su contador, sobre la compraventa de terrenos y la forma de no reportar algunos bienes en la declaración patrimonial, que es obligatoria para los funcionarios y organizaciones políticas.

En esta serie de triangulamientos financieros, presuntamente irregulares, Moreno incluso involucra a su madre. "Se lo van a pagar a mi mamá y mi mamá me lo pone en mi cuenta", dice.

Las grabaciones fueron difundidas previo a los comicios del próximo domingo 5 de junio, en donde se renovarán las gubernaturas de seis estados: Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas.

El PRI gobierna actualmente Hidalgo y Oaxaca. En estas dos entidades, Morena lleva la delantera sobre los candidatos del PRI y sus aliados, con una intención efectiva de voto del 54 y 56 %, respectivamente, según una encuesta de El Financiero.

Respuesta de Moreno

Con las elecciones en puerta, Moreno denunció una supuesta "operación de Estado" en su contra, que habría sido orquestada "desde lo más alto del gobierno de Morena".

En su cuenta de Twitter, Moreno también difundió una llamada telefónica con el senador Manuel Velasco, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), una organización aliada de Morena en la cámara alta. Esta conversación supuestamente habría ocurrido el 8 de abril, en medio del intenso debate legislativo por la reforma eléctrica que propuso el presidente Andrés Manuel López Obrador (y que finalmente fue rechazada por la oposición el 17 de abril).

En la llamada, Velasco presuntamente le transmite a Moreno un mensaje del secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, y de su "jefe", en referencia a López Obrador.

"[Adán Augusto] habló con su jefe enfrente de mí. [Me dijeron] que si no jalabas, se iban a ir con todo", habría dicho Velasco a Moreno. "Así no son las cosas, menos conmigo, menos con el PRI, de que nos amenacen", fue la supuesta respuesta del exgobernador y actual diputado priista.

Tras terminar el diálogo con Velasco, Moreno admite que había grabado la llamada "por seguridad".

"Me acaba de mandar a amenazar, con un recado, el secretario de Gobernación (…) por instrucciones del presidente", dice Moreno. En seguida, el priista afirma que no le importa que lo metan "a la cárcel inventando a cosas a uno, tendrán que meter a millones de mexicanos".

Por su parte, Velasco informó en su cuenta de Twitter que tenía más de 20 años sosteniendo pláticas privadas con Moreno, aunque lamentó la difusión del audio: "Él decidió grabar sin mi consentimiento, violando la confianza al hacerlo unilateralmente y donde yo hablé a título personal", expresó.

"Lamentablemente, el contenido fue desvirtuado, ya que en ningún momento amenacé a nadie, al contrario, yo reflexioné y compartí mi opinión como en todas las conversaciones que ambos hemos tenido", agregó.

López Obrador desmiente a Moreno

En el marco de su conferencia matutina de este martes, López Obrador fue interrogado sobre la supuesta amenaza que recibió Moreno.

"No es cierto, yo no me meto en eso, nunca lo he hecho, es un asunto de principios, de ideales, de moral. Y tiene que ver con la polémica que existe actualmente y además estamos en vísperas de las elecciones", aseveró el mandatario.´Actualidadrt.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *