SANTIAGO.- Cientos de choferes se movilizaron anoche en el área monumental de esta ciudad para reclamar del Gobierno una definición en torno a qué piensa hacer con los más de 12 mil trabajadores del área, que serán desplazados por el nuevo modelo de transporte que implementan las autoridades en la capital dominicana.

Vociferando consignas a favor de sus demandas, con velas encendidas y pancartas, los choferes convocados por la Central Nacional de Trabajadores del Transporte denunciaron el estado de incertidumbre que les embarga al no tener respuestas respecto a qué pasara con ellos y sus familiares.

Al dirigirse a los presentes en medio de las consignas, el presidente de la CNTT advirtió que se trata de imponer un modelo un modelo de transporte masivo, no integral y excluyente, “lo que va a sacar de circulación a miles y miles de hombres que viven y han vivido del transporte ante la decisión en nuestra ciudad”.

Juan Marte explicó que ese modelo de transporte desplazará al actual para instaurar “un modelo de negocio bajo el dominio de empresarios rentistas que no pasan de tres y que quien adueñarse del modelo actual que han construido miles de hombres y mujeres que al Estado no le ha costado un peso.

“Sabemos de la corrupción que se incuba en el proyecto de la Núñez de Cáceres, de la Churchill, en el de la Charles de Gaulle y el que quieren instalar aquí. No tenemos problemas con que roben, ese es un problema de Yeni Berenice y para eso le paga el Estado a ella. Lo que queremos que el gobierno de los popí, el gobierno que aborrece a los que tienen grajo, a los que están moñuses y tienen pelo en los sobacos, entienda que esto no va a pasar en frio, que no van a tirar a la calles a los que salen a las 5 de la mañana a trabajar porque no quieren robar ni atracar”, afirmó.

Agregó que “aquí hay más de 12 mil choferes trabajando y cada uno representa tres y cuatro bocas, sin hablar de los que viven de manera indirecta del transporte en Santiago de los Caballeros. Los transportistas y dirigentes de la capital están muy cómodos porque el gobierno ha preferido entenderse con seis y no con 84 mil choferes y sus familias”.

“Estamos hablando de una situación grave en término social que el gobierno tiene que afrontar. No tenemos duda que será así porque el presidente escucha y contesta, y nosotros apostamos a él y tenemos la esperanza de que resolverá esta problemática”, indicó.

Dijo confiar en que sea la única actividad que tengan que realizar y que el gobierno entienda “que estamos preparados para correr la misma suerte que corra cualquier chofer, cualquier cobrador, cualquier inversionista o cualquier operador de ruta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *