con-pesima-aprobacion-biden-intenta-convencer-de-sus-logros
Washington, 5 abr (Prensa Latina) El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, intenta convencer a los ciudadanos de sus contados logros como forma de ganar apoyo para su Partido Demócrata cuando faltan siete meses para las elecciones legislativas.

En aras de revertir la tendencia negativa de sus índices de popularidad antes de los comicios legislativos de mitad de periodo, el gobernante resaltará otros aspectos, como la ampliación del acceso a seguros médicos bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, más conocida como Obamacare.

Precisamente este martes tendrá lugar en la Casa Blanca un evento con la presencia del exmandatario Barack Obama (2009-2017), donde el actual jefe del Ejecutivo prevé anunciar medidas para «ahorrar a las familias cientos de dólares al mes en atención médica».

De acuerdo con la revista Newsweek, la visita de Obama a la mansión ejecutiva llega en un momento en que Biden tiene muy poco que celebrar y pretende levantar los ánimos de un electorado decepcionado, como apuntan los sondeos.

Con ese mismo propósito el mandatario resaltó la víspera el crecimiento del empleo, pues en marzo la tasa de desocupados cayó a un mínimo del 3,6 por ciento, aunque paralelamente el país vive un fenómeno conocido como la Gran Renuncia con vacantes disponibles para millones de trabajadores que rechazan ocuparlas.

La situación del mercado laboral, considerada por la administración un logro de la recuperación postpandemia, se ve opacada debido al alza de los precios de los alimentos y la gasolina cuando la inflación está a su nivel más alto en los últimos 40 años.

Las ganancias salariales récord del 5,6 por ciento registradas durante el año pasado, por ejemplo, se enfrentan a los precios al consumidor que aumentaron un 7,9 por ciento, recordó un análisis de la agencia Associated Press.

El anuncio de Biden la semana pasada de liberar un millón de barriles de petróleo diarios de la reserva estratégica de Estados Unidos durante los próximos seis meses fue un reconocimiento del daño que la inflación implica para la economía y también para sus propias ambiciones políticas.

El descontento popular respecto a la gestión del ocupante del Despacho Oval se refleja en encuestas como la de NORC Center for Public Affairs Research, la cual indica que aproximadamente siete de cada 10 personas ven la economía nacional en mal estado y dos tercios desaprueban el liderazgo de Biden.

Un estratega citado por The Hill opinó que en noviembre van a “masacrar” a los demócratas y consideró que los resultados de las encuestas son indicativo de cuánto la gente ha perdido la confianza en el liderazgo de Biden y el partido azul.

acl/avr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.