Puerto Príncipe, 15 ene (Prensa Latina) Las autoridades de Jamaica arrestaron hoy al exsenador John Joel Joseph, presuntamente implicado en el asesinato del expresidente haitiano Jovenel Moïse, y prófugo de la justicia, confirmó hoy el excanciller Claude Joseph.

“El arresto de Joseph demuestra que no habrá escondite para quienes están directa o indirectamente involucrados en el asesinato del presidente Mose”, escribió el exministro de Relaciones Exteriores en Twitter.

Según el diario Jamaica Gleaner, el exparlamentario de la oposición fue apresado durante la madrugada de este sábado, y aún la Policía realiza la verificación necesaria.

Otro medio local, el diario Observer, indicó que Joseph fue encontrado con su esposa e hijos en una comunidad rural.

Se sospecha que arribaron a la isla vía marítima en diciembre pasado.

El exlegislador por el departamento Oeste y fuerte opositor del presidente asesinado, fue señalado durante la investigación como parte del grupo que planificó el magnicidio ocurrido el 7 de julio.

Las autoridades emitieron una orden de búsqueda y captura, y desde entonces permanecía prófugo, junto a otras cuatro personas, entre ellas la antigua jueza suprema Wendelle Coq, el exmilitar colombiano Marco Antonio Palacios, y los empresarios Samir Handal y Rodolphe Jaar.

Palacios también se escondió en Jamaica, pero en octubre fue arrestado por la Policía por entrada ilegal en el territorio y fue deportado a Colombia.

Durante el vuelo de regreso las autoridades estadounidenses lo interceptaron en Panamá y lo acusaron formalmente por el asesinato.

Por su parte, Handal y Jaar fueron detenidos en Turquía y República Dominicana, respectivamente.

De acuerdo con el canciller Jean Victor Généus, trabajan para concretar la extradición de Handal, aunque aún no se pronunciaron sobre el caso de Jaar, quien podría ser trasladado a Estados Unidos.

Moïse murió por 12 disparos en su residencia privada del Pelerin, una zona acomodada de la capital haitiana, a manos de un comando integrado por una veintena de colombianos, la mayoría de ellos militares retirados del Ejército. Cerca de 40 personas se encuentran detenidas en la Penitenciaría Nacional por el magnicidio, el quinto ocurrido en este país desde 1804.

gas/ane

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.