El alza internacional en los precios de los del petróleo, los fletes y los alimentos,; además, de la caída de las remesas y la crisis económica de Estados Unidos es para preocuparnos todos.

Lejos de peleas estériles es momento del consenso, de la unidad y de unir voluntades a favor del pueblo, del país y de la nación que todos integramos.

Es horas de que algunos abanderados de las ínfulas de la  fortuna del poder y del dinero  comiencen a bajar las expectativas y cedan un poco frente a los más necesitados para evitar males mayores.

El gobierno tendrá que hacer grandes sacrificios para evitar situaciones indeseables para todos. Queremos y necesitamos paz, concentrarnos en el trabajo y superar lo que se avecina.

Fotogrin / Shutterstock

Las remesas seguirán cayendo, el petróleo seguirá subiendo, los conflictos. La crisis económica de Estados Unidos y otras naciones apena comienza.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.