Los homicidios relacionados con armas de fuego aumentaron en 2020 un 35 % y representaron un 79 % de todos los asesinatos cometidos en el país durante el primer año de la pandemia de coronavirus.
EE.UU. registra la tasa más alta de muertes por armas de fuego en más de 25 años

Las muertes relacionadas con armas de fuego alcanzaron en 2020 el nivel más alto registrado en Estados Unidos desde 1994. En el primer año de la pandemia de coronavirus, los homicidios de este tipo aumentaron un 35 %, según detallan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE.UU. en un informe publicado este martes.

"Se trata de un aumento histórico, ya que la tasa ha alcanzado el nivel más alto en más de 25 años", dijo en rueda de prensa Debra E. Houry, subdirectora principal interina de los CDC y directora del Centro Nacional de Prevención y Control de Lesiones.

El informe también precisa que las armas de fuego están vinculadas al 79 % de todos los homicidios y al 53 % de todos los suicidios registrados en el país en dicho año.

En 2020, más de 45.000 estadounidenses murieron en incidentes relacionados con armas de fuego, reportó la institución. En su mayoría, las víctimas y sus agresores son varones de entre 15 y 34 años procedentes de las comunidades afroamericanas, indias, nativas de Alaska y latinoamericanas. Los primeros datos recopilados sugieren que la tendencia se mantuvo durante el año pasado.

Asimismo, los investigadores hacen hincapié en la alta tasa de pobreza que afecta a los actores de dichos incidentes.

Según el análisis, el aumento de violencia con armas de fuego ha afectado a ciudades grandes y pequeñas en todos estados del país. En muchos lugares, como la ciudad californiana de Los Ángeles o Denver, en el estado de Colorado, los aumentos han persistido en 2021, una tendencia que no parecen revertirse en lo que va de año. actualidadrt.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.