Los países de Centroamérica se mantienen en alerta por el incremento de casos de dengue registrado en lo que va del año y buscan reforzar las medidas de prevención. Mientras Cuba y Honduras registran un 50% más de casos, Honduras teme por el aumento de los hospitalizados.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba informó este miércoles 24 el total de 11.634 casos reactivos de dengue —que comprende a pacientes que atravesaron recientemente la enfermedad o se encuentran cursándola—. La cifra triplica los reportados durante el primer semestre de 2022, cuando se registraron 3.036 casos de dengue.

El Gobierno cubano también confirmó un aumento de los focos de reproducción de la especie aedes aegypti, mosquito transmisor de la enfermedad. Entre el 15 y el 21 de agosto se registraron 1.683 focos más que en el mismo período de 2021, por lo que el crecimiento fue de 49,5%.

Entre las zonas más afectadas se destacan La Habana y Matanzas (oeste), Villa Clara y Camagüey (centro), Santiago de Cuba, Holguín, y Las Tunas (este), las que reúnen el 74,1% de los focos del país.

Panamá, en tanto, reportó 3.831 casos de dengue en lo que va del año, un 56% más del mismo periodo en 2021, en el que se registraron 2.149 casos.

Del total de los pacientes confirmados, 380 requirieron hospitalización, alrededor de 10 casos fueron considerados de gravedad y hubo un fallecimiento por la enfermedad.

La Región Metropolitana, Los Santos, Panamá Norte y San Miguelito son las consideradas por las autoridades como las más expuestas, debido a la circulación de dos tipos de dengue, algo que puede conducir a agravar la enfermedad e incluso conducir a la muerte.

En Guatemala, tres personas murieron por dengue en lo que va del 2022 y se registró un total de 3.213 casos, de acuerdo a datos oficiales.

Si bien las cifras son inferiores a las de 2019, las autoridades aclaran que los esfuerzos por combatir la pandemia por COVID-19 pudieron afectar las actividades de control y vigilancia del dengue.

Mientras tanto, en Honduras, si bien los casos de dengue decrecieron en las últimas semanas, el país había registrado picos que superaban en más del 100% a los casos registrados el año anterior.

Actualmente, la mayor preocupación de las autoridades pasa por un mayor número de hospitalizaciones por dengue. Hasta mediados de agosto, el país reportó 15.584 casos de dengue, de los que 290 fueron de gravedad.

En declaraciones a la prensa del coordinador de la vigilancia epidemiológica de dengue de la Secretaría de Salud, Raúl Barahona, las hospitalizaciones se deben principalmente a que, ante la apariencia de síntomas, las personas "se automedican".

Barahona recordó que la población "tiene que acudir al establecimiento de salud más cercano" al percibir sintomatología.

En este escenario, los gobiernos de los tres países han reforzado sus campañas preventivas para enfrentar el virus del dengue e impedir la proliferación del agente transmisor, en la que se ha puesto énfasis en la importancia de la destrucción de criaderos.

Cuba además, dispuso de 3.436 nuevas camas para hacer frente a la enfermedad, de las que 156 corresponden a unidades de cuidados intensivos y 554 están destinadas para vigilancia. https://sputniknews.lat/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *