Electricity power pylons over sunset

Santo Domingo.- El vocero y director de Estrategia y Comunicación de la Presidencia, Homero Figueroa, expresó que la entrada en operación comercial de la planta flotante Estrella del Mar III, más el aporte de 100 MW de Falcondo, 100 MW de Barrick, 50 MW de la Sultana del Este, la reintegración al sistema de la planta de Haina TG con 85 MW y, además, el incremento del despacho de la generación hidroeléctrica en 200 MW,  están permitiendo normalizar el sistema eléctrico nacional.

La planta flotante Estrella del Mar III, que inicia su puesta en servicio comercial con una inversión total de unos US$200 millones de dólares para su construcción e instalación, es una barcaza de generación eléctrica de 146MW, exclusivamente a gas natural y con una configuración que incluye dos (2) turbinas de gas de 50MW y un ciclo combinado, utilizando una turbina a vapor de 46 MW y que viene a ser la central eléctrica más eficiente y técnicamente avanzada del país.

La misma está equipada además con un sistema de baterías o BESS (por sus siglas en inglés que significan Battery Energy Storage System) lo que proporciona una mejor opción en términos de eficiencia, menor costo de O&M y desempeño ambiental para proporcionar una carga energética base segura.

Esta se suma a la planta flotante Estrella Del Mar II, de 110 MW, instalada hace ya 10 años y que es una planta dual fuel (opera tanto con gas natural como fuel-oil) con una configuración de 6 motores de 17 MW y un ciclo combinado de unos 10 MW.

El conjunto de ambas plantas y la infraestructura complementaria para su operación representan una inversión total que se aproxima a los US$350 millones y ofrece una clara señal de confianza en la República Dominicana.

Transcontinental Capital Corporation (Bermuda), Ltd. es una subsidiaria de Seaboard Corporation, una compañía Fortune 500 que posee y opera varios negocios diversificados, incluyendo la elaboración de productos alimenticios, commodities y transporte marítimo. La misma opera desde hace 32 años como generador de energía eléctrica en la República Dominicana.

Figueroa recordó que el mandatario Abinader informó el pasado jueves que el Gobierno dominicano ha licitado dos mil megavatios para añadirlos al sistema energético nacional, por lo que aseguró que la capacidad de generación se llevará a unos cinco mil megavatios para disminuir el déficit.

Armando Rodríguez, gerente general de la empresa Seabord, indicó que “llevar a conclusión cualquier proyecto de esta envergadura representa un reto enorme y, en este caso, lo ha sido aún más, pues hemos tenido que lidiar con todas las dificultades que el COVID-19 ha acarreado; sin embargo, nos hemos sobrepuesto a las mismas. Igualmente, desde que la nueva planta arribó al país para su instalación hace ya un año, también ha habido acá grandes retos y nos hemos podido sobreponer a los mismos gracias al tremendo apoyo recibido del presidente Luis Abinader y su administración”.

El Gobierno también apuesta por la energía renovable

El camino menos costoso y eficiente que tiene el país para resolver el problema de los apagones y la crisis de los combustibles en el mercado internacional es mediante el estímulo e impulso de la producción de las energías renovables.

Para avanzar en el plan de conseguir que el 25% de la matriz energética sea renovable, las autoridades del sector han inaugurado proyectos, así como han aprobado y suscrito contratos de producción de energía limpia superior a los 600 MW.

El objetivo es lograr que a inicios del 2023 consigamos que la energía renovable aporte un 15% y que a finales del 2024 o inicios del 2025 alcancemos la meta de un 25% de energía limpia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.