Bogotá, 4 jul (Prensa Latina) El Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia expresó hoy a 58 años de su creación, su voluntad para reanudar las conversaciones de paz con el nuevo gobierno de Gustavo Petro, electo el 19 de junio.

Por medio de su página oficial, el ELN recordó que hoy cumple «58 años de lucha revolucionaria alzada en armas, por lograr las transformaciones que cambien la vida de todos los colombianos y colombianas sobre todo los empobrecidos, excluidos, marginados y perseguidos; causas del conflicto social y armado que siguen esperando soluciones».

Rememoró que a su construcción contribuyeron las luchas de los trabajadores petroleros de Barrancabermeja quienes protagonizaron la huelga de 1963, con el apoyo de los campesinos de la región, donde a sus dirigentes hasta sus pobres viviendas fueron quemadas y no tuvieron otra opción en engrosar las filas de esa naciente guerrilla. Resaltó, entre otros aspectos de su lucha, la incorporación al ELN de Camilo Torres “el principal y más grande dirigente rebelde del país, y su temprana muerte en combate, que hasta hoy el Estado tiene secuestrado su cadáver”.

Añadió que, con el tiempo, las guerrillas crecieron y se multiplicaron y en la ruta de lucha y resistencia, muchos murieron o fueron apresados.

El ELN señaló en el texto que seguirá persistiendo en esa lucha por los cambios donde no sólo vivan bien los ricos y poderosos, y se haga más extensivo el disfrute de las riquezas a la mayor cantidad de población; que haya justicia, pare el genocidio contra los líderes sociales, se respeten y garanticen los derechos humanos.

Además, para que exista una verdadera democracia y donde la sociedad sea protagonista en la toma de decisiones.

Esa fuerza guerrillera realizó conversaciones durante cinco gobiernos menos con el de Iván Duque «que se negó a cumplir lo pactado» con la anterior administración, enfatizó.

Pero, subrayó, seguirá en la ruta por hacer de Colombia un país más justo, más equitativo y más democrático.

Asimismo, destacó el acompañamiento del ELN a «las diversas y ricas experiencias de lucha y resistencia de las comunidades a nivel nacional y regional, como las vividas en los tres años anteriores» que culminaron en la gran jornada del Paro Nacional del 28 de abril del 2021.

De ahí nació una fuerza social masiva y fuerte que colocó en jaque al establecimiento de derecha; la juventud en este año se dio a conocer ante el país y el mundo como una fuerza de cambio que, junto a las mujeres, trabajadores, pobladores urbanos, campesinos, comunidades negras, le abren paso a una Nueva Colombia, expresó.

Afirmó que esa fuerza confluyó en los resultados electorales que le dieron el triunfo a Gustavo Petro y muy seguramente será la fuerza que defenderá y «exigirá que sea un Gobierno para todos los colombianos quienes esperan un gran Diálogo Nacional donde se retomen y se cumplan los Acuerdos que otros Gobiernos pactaron e incumplieron».

rgh/otf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.