En medio del dolor, portando globos blancos y azules, fueron sepultados este sábado los restos del niño Maikel Emil Castro Álvarez, supuestamente ahogado en un Centro de Atención a la Primera Infancia (CAIPI), ubicado en el sector Pueblo Nuevo de San Francisco de Macorís, de la provincia Duarte.

Medios locales, reportaron como la madre del menor de casi dos años, asegura que su vástago presenta golpes y no tenía agua.

“En el Caipi dijeron que él se ahogó y no tiene agua, mi hijo tiene un golpe me lo mataron en el Caipi”, dijo en medio de lágrimas.

El viernes se informó del fallecimiento del menor tras caer presuntamente en una cubeta de agua.

A través de un comunicado, el Instituto Nacional de Atención a la Primera Infancia (Inaipi), informó que investigan las circunstancias de la tragedia, al tiempo de asegurar que cuando se tengan los resultados valorarán las responsabilidades y consecuencias.

“Se investigan las circunstancias de esta lamentable tragedia y garantizamos que una vez se obtengan los resultados, velaremos porque se establezcan las responsabilidades y consecuencias correspondientes”, informaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *