El organismo internacional rebajó su previsión de crecimiento del PIB del país norteamericano para los años 2022 y 2023.


El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió este martes en un informe que evitar la recesión en EE.UU. será "cada vez más difícil" y rebajó su previsión de crecimiento del producto interior bruto real (PIB) del país norteamericano para 2022 del 2,9% –según los cálculos de finales del pasado mes de junio– al 2,3 %, ya que los datos recientes mostraron el debilitamiento del gasto de los consumidores.

El organismo también recortó la previsión de crecimiento del PIB real estadounidense para el próximo año al 1,0 % desde el 1,7 % del 24 de junio, cuando se reunió con funcionarios estadounidenses para realizar una evaluación anual de las políticas económicas del país.

Inflación

El Fondo destacó que EE.UU. "se ha recuperado rápidamente del 'shock' de la pandemia", con una tasa de desempleo que ha vuelto a los niveles de finales de 2019, una producción que se aproxima ahora a su tendencia anterior a la crisis sanitaria, un rápido aumento de los salarios de los trabajadores con menores ingresos, un descenso de la pobreza y la creación de 8,5 millones de puestos de trabajo desde finales de 2020.

Sin embargo, los directores ejecutivos del FMI destacaron que "la rápida recuperación de la demanda y el consiguiente agotamiento de la holgura, el aumento de los precios de la energía y las continuas interrupciones de la oferta mundial han provocado una importante aceleración de la inflación". Asimismo, afirmaron que el aumento generalizado de la inflación "está poniendo en riesgo el sistema tanto en Estados Unidos como en la economía mundial".

El organismo reconoció que "la calibración de la respuesta a la inflación conlleva grandes riesgos" y subrayó que un error en la combinación de políticas tendrá "costos considerables en el país y repercusiones negativas en la economía mundial". También señaló que "evitar una recesión en Estados Unidos es cada vez más difícil", ya que la situación en Ucrania, la persistente pandemia del coronavirus y las limitaciones de la oferta "crean desafíos adicionales".

"La prioridad política debe ser ahora frenar rápidamente el crecimiento de los precios sin precipitar una recesión", declaró el organismo, subrayando que "esta será una tarea complicada". Asimismo, señaló que el endurecimiento de la política monetaria por parte de la Reserva Federal (Fed) debería ayudar a reducir la inflación al 1,9 % en el cuarto trimestre de 2023, frente a una previsión del 6,6 % para el cuarto trimestre de 2022.

Por su parte, el economista del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Andrew Hodge, apuntó que las subidas de tipos de la Fed y el menor gasto del Gobierno ralentizarán el crecimiento del gasto de los consumidores "hasta cerca de cero a principios del próximo año", aliviando las tensiones de la oferta. "La ralentización de la demanda aumentará el desempleo hasta alrededor del 5 % a finales de 2023, lo que debería reducir los salarios", dijo.

Recomendaciones del FMI

Al mismo tiempo, los directores ejecutivos del FMI, en sus prescripciones políticas para el Gobierno estadounidense, pidieron que se aprueben las propuestas de gasto social y climático estancadas por el presidente, Joe Biden, subrayando que éstas fomentarían una mayor participación en la fuerza laboral, lo que aliviaría la inflación, al tiempo que ayudarían a facilitar la transición a una economía de bajo carbono.

"Los directores también recomendaron revertir las restricciones comerciales y los aumentos de aranceles que se introdujeron en los últimos cinco años", apuntaron, refiriéndose a los aranceles sobre los productos chinos, el acero, el aluminio y otros productos impuestos por el exmandatario Donald Trump y mantenidos por Biden.

Además, pidieron "una actuación más decidida para facilitar una transición suave hacia una economía baja en carbono y alcanzar los objetivos climáticos". Así, se recomendó "una amplia fijación de precios para el carbono y otros contaminantes, tasas sectoriales, restricciones regulatorias a las emisiones, la eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles y a la agricultura intensiva en carbono, y una nueva priorización del gasto público hacia los objetivos de mitigación y adaptación".

https://actualidad.rt.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *