Por Narciso Isa Conde

El campo de mis cariños y mis amores está blindado. Tan blindado como el campo de mis convicciones políticas y mi trayectoria de lucha contra el gran capital, sus instrumentos de dominación y sus modalidades de opresión.
Nunca he puesto a colidir el uno con el otro y así lo demostré en el caso de mi único y muy querido hermano. Optamos por caminos políticos antagónicos y sabemos querernos y respetarnos, pese mis confrontaciones con los gobiernos en que él ha participado.
No acostumbro a personalizar las diferencias, ni a mezclar lo que no se debe mezclar.
Les aseguro, que las insidias y cizañas, usadas para intentar penetrar en uno o en el otro de mis campos blindados, o en los dos a la vez, con la malsana intención de degradar sentimientos y/o convicciones, están condenados al rotundo fracaso y no pasarán de ser ganas frustradas de joder.
Los gatos pertenecen a la acera del frente y se asocian como mafias políticas, militares y empresariales, a las que he combatido a todo riesgo y sin pasar factura. Nunca he cazado ratones, porque los vietnamitas me enseñaron que podrían ser reservas estratégicas.
Jamás he pretendido que mis seres queridos me imiten en cuanto al rol político y social que me ha tocado asumir desde mi adolescencia; menos aún a los que crecieron y se formaron en otra época. Sería demasiado pretencioso y torpe de mi parte, cualidades que definitivamente no poseo.
De mis palabras y mis acciones, de mi pensamiento y ejemplo, que cada quien tome lo que entienda necesario o le parezca mejor.
Tengo tres hijos maravillosos, los tres muy distintos, que a mi entender han tomado de Lourdes-Lulú y de mí los mejores valores humanos; en ese tenor van iniciando sus respectivas carreras de vida juvenil 4 nietas y un nieto. De todos/as ellos/as nos sentimos orgullosos/as y también ellas/os expresan lo mismo de esta pareja con 59 años de amores ininterrumpidos. No hay nada de qué avergonzarse.

• ¡NINGUN “TRAGO AMARGO”, EN CUANTO AL ASCENSO DE PAVEL!
Para mí no es un “trago amargo”, ni algo “duro”, la designación de Pavel como Ministro de Economía, Planificación y Desarrollo.
Es su opción y debo respetarla con mis respectivas valoraciones críticas y mi independencia y diferenciación respecto al delicado y riesgoso rol político que acaba de asumir, y es mi derecho y mi deber decir lo que he dicho, lo que también hay que respetar.
Quede claro que no lo hago por pretensiones personales, ni siquiera por las pérfidas derivaciones que de ese hecho político estaba seguro harían contra mí los sempiternos adversarios de las izquierdas inclaudicables.
Como sabía perfectamente además cuál sería la lógica reacción de mi hermano y las maliciosas comparaciones que harían los comunicadores que dicen admirarlo.
Me preocupa la suerte que pueda correr el bien ganado prestigio de Pavel, no porque dude de su integridad, sino por lo que pueda caerle arriba de las negativas consecuencias y el desprestigio de este régimen colonizado.
Un régimen prácticamente tomado por inescrupulosas élites capitalistas, sustentado en un PRM y grupos políticos corrompidos, con sus “vacas sagradas” en ambas vertientes, absolutamente vulnerable (por dependiente) a las tendencias inflacionarias y a las recesiones o descensos de las economías del capitalismo imperialista, que ya comenzaron a conmocionar a Europa y a afectar seriamente a EE.UU.
Un régimen, en el que el curso predominante de la economía, depende más del Banco Central, del Ministerio de Hacienda, de la cúpula del CONEP, del FMI y el BM, de los mega-millonarios que dominan la economía mundial, de la evolución de la crisis global y del curso de la guerra global infinita con la OTAN a la cabeza, y del propio presidente multimillonario y entreguista… que de ese Ministerio.

Claro que esto va a depender mucho de su capacidad de resistir, de diferenciarse y hasta de romper oportunamente; y también de su determinación de evadir cualquier compromiso o medida contemporizadora con determinadas vertientes del cerco neoliberal que sigue estrechándose con el concurso de diferentes modalidades de alianzas público-privadas-APPs, Fideicomisos, eliminación de aranceles a las importaciones y anuncios de nuevos proyectos dentro de un plan minero destructivo de valiosas fuentes agua vitales.
Hay quienes han sabido sortear situaciones así y salir ilesos, y quienes no. Sobre todo depende de Pavel el desenlace… de su sensibilidad social, patriótica, latinoamericanista, de lealtad a su formación humanista y en valores éticos-morales irrenunciables y del respaldo que esto genere en el seno del pueblo. Anhelo, que pese a las enormes dificultades actuales, pueda lograrlo.
Mi rol es otro y ningún afecto, por más preciado que sea, habrá de disminuir mi posición contestaría frente al capitalismo realmente existente, ni mi capacidad crítica y mi espíritu rebelde ante decisiones gubernamentales contrarias a los intereses populares y nacionales.
A mí jamás me verán al frente de un “bloque” disque “progresista”, que tiene como vocero a Alexis Joaquín Castillo, y no por hijo de Balaguer, sino porque Alexis sigue reivindicando el balaguerismo.
¡Conmigo, se lo juro, no van a poder!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *