Puerto Príncipe, 2 ago (Prensa Latina) El exdirector de la Policía Mario Andrésol sugirió hoy incluir al ejército en la estrategia para combatir la inseguridad en Haití y crear una fuerza conjunta con las fuerzas del orden.

Andrésol, quien dirigió la institución policial de 2005 a 2012 durante las administraciones de Boniface Alexandre, René Reval y Michel Martelly, aseguró que el actual estado de inseguridad beneficia especialmente a traficantes de drogas, armas y municiones.

“Venden sus productos mucho más fácilmente. Nada dice que no sean ellos los que suministren armas y municiones a los bandidos”, dijo el exfuncionario al programa radial Magik 9.

La inseguridad se deterioró en Haití en los últimos años, particularmente tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse ocurrido en julio de 2021.

Actualmente operan más de 200 pandillas en la capital y sus alrededores y sus enfrentamientos cobraron más de 500 vidas solo de abril a julio, de acuerdo con organizaciones de derechos humanos.

La víspera la Oficina Integrada de Naciones Unidas en Haití denunció las graves violaciones de los derechos humanos como consecuencia de los enfrentamientos entre grupos armados en los cuales murieron cientos de personas.

Según un informe del organismo solo entre el 24 de abril y el 16 de mayo, al menos 94 residentes y 96 pandilleros de las zonas norte y oeste de la capital, murieron durante la “ola de violencia mortal” desatada en el área cuando coaliciones de bandas se disputaban el control de los barrios de Cité Soleil, Croix-des-Bouquets y Tabarre.

También la delegación de la Unión Europea en el país condenó el lunes las denuncias de abuso sexual contra niñas y adolescentes y criticaron que estos actos tienen como objetivo infundir el terror, aplastar la resistencia, así como someter y desplazar a las poblaciones, tienen efectos irreparables e irreversibles en las víctimas y, globalmente, en todas las comunidades locales.

mem/ane

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.