Las fuerzas de la KFOR, misión para el mantenimiento de la paz en Kosovo, dirigidas por la OTAN, advirtieron en un comunicado que están "preparadas para intervenir si se pone en peligro la estabilidad en el norte de Kosovo".

"La situación general de seguridad en los municipios del norte de Kosovo es tensa. La misión KFOR, dirigida por la OTAN, está vigilando de cerca y está preparada para intervenir si la estabilidad se ve comprometida, de acuerdo con su mandato", indicó el comunicado.

Asimismo, la OTAN declaró que sigue "apoyando plenamente el proceso de normalización entre Pristina y Belgrado a través del Diálogo facilitado por la UE y pide a todas las partes que continúen las negociaciones".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.