Por: Ramón Antonio Veras.

I.- Situaciones presentes aquí

1.- En cualquier lugar del planeta tierra, habitado por personas físicas, se presentan situaciones las cuales están determinadas por un conjunto de condiciones y circunstancias creadas de manera objetiva.

2.- En el caso específico de la República Dominicana, la situación general está caracterizada por la desigualdad de oportunidades, la dependencia del país a los intereses extranjeros y el modelo económico que beneficia a capitales nativos y foráneos.

3.- La forma como el orden establecido favorece a grupos minoritarios, tiene como consecuencia la real situación de pobreza de la gran mayoría de nuestro pueblo. Un pequeño grupo goza de bienestar a costa de las penurias de la generalidad de la población.

4.- Para la ejecución de una acción tendiente a la modificación del estado vigente, es necesario partir de la objetividad, del mundo circundante y de nuestra vida real, tangible.

5.- En el medio dominicano son factores o elementos comprobados, la dependencia y el modelo económico atrasado; la pobreza y el desempleo; insalubridad, corrupción e inseguridad personal y de bienes.

6.- Las lacras sistémicas ya señaladas, ponen de manifiesto una objetividad, es decir, algo que puede ser analizado con toda imparcialidad.

7.- Solamente conociendo la nota distintiva, los rasgos característicos de la coyuntura actual dominicana, es posible llegar a una certera conclusión que nos sirva de orientación para el éxito.

8.- Tomando en cuenta lo que es una situación, podemos hablar de la situación económica, la situación social y la situación política nacional, o la que se presenta en una coyuntura específica.

II.- Situaciones y la coyuntura actual en el país


9.- En lo que respecta a la situación que vive el país, podemos decir que está a la vista, a simple vista, pura y simplemente, a la vista de todos y de todas.

10.- Entonces, porque la situación económica y social se ve sin el mayor esfuerzo, basta con tener interés en verla para comprobar que, en lo económico y social, hay que bregar para cambiar la azarosa realidad del presente, por una que sea segura en el futuro.

11.- Ante la actualidad de pesares que padece la mayoría de la población dominicana, basta con estar dotado de sensibilidad para no hacer causa común con esta situación que mortifica y aturde de manera permanente a los que aquí son los más, el pueblo humilde y trabajador.

12.- Debe unirse el sano juicio; la detenida y adecuada reflexión; lucidez ligada con humanismo; sentido común y buenos sentimientos, para, sin apasionamiento y partiendo de la dramática situación de miseria, tomar en cuenta a los marginados sociales.

13.- La situación de pobreza que azota a una gran mayoría del pueblo dominicano, es para actuar con seriedad política y social, dándole la importancia que amerita.

14.- Por muy indiferente que sea un individuo, las condiciones infrahumanas que acompañan a los pobres de un país subdesarrollado como el nuestro, no son para comportarse indolente.

15.- Ser sensible quiere decir apiadarse, tener compasión, conmoverse ante la tanta miseria que se comprueba sufre una gran cantidad de nuestros coterráneos.

III.- Una minoría saciada y la mayoría hambrienta

16.- No basta con comportarse apenado, apesadumbrado frente a los que a diario viven de pedir un plato de comida. Lo que importa es accionar, demostrando así real indignación.

17.- La situación de pobreza que duramente golpea a esa gran masa de seres humanos que aquí viven en barrancos, es imposible ocultar, porque lo revela su hambre y su avidez de comer, pero sin alcanzar alimentos.

18.- Debemos de ser realistas ante lo que está a la vista: un pueblo muerto de hambre, mientras una minoría permanece harta, saciada de comer y beber.

19.- Mientras un grupito se mantiene más que satisfecho, los marginados de la sociedad dominicana permanecen hambrientos, con el deseo de encontrar un trozo de yuca, para así calmar su necesidad de comer.

20.- Aunque parezca increíble, la palabra comer se ha convertido en una aspiración imposible de satisfacer, porque es inalcanzable tener a su disposición hasta un pedazo de plátano. Consumir, picar algo para llevar de la boca al estómago, no es nada fácil.

Santiago de los Caballeros,
4 de agosto de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.