dice que e"El Gobierno no se puede sentar con quienes pretenden secuestrar la paz de los ecuatorianos"

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, dijo este martes, en un mensaje al país, que el Gobierno "no se puede sentar a dialogar con quienes pretenden secuestrar la paz de los ecuatorianos".

"No vamos a negociar con quienes mantienen al Ecuador como rehén, con quienes atacan nuestras fuerzas de seguridad y juegan con la salud y la vida de los ecuatorianos", manifestó.

En su alocución, mencionó que, concretamente, no dialogarán con Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), la organización convocante del paro nacional indefinido que vive el país suramericano desde el pasado 13 de junio.

Lasso señaló que Iza "solo defiende sus intereses políticos y no los de sus bases". Asimismo, volviendo al tono que tenía contra el titular de la Conaie a finales del año pasado y principios de 2022, lo tildó de "oportunista", que "ha engañado" al movimiento indígena y a todo el país.

De esta manera, el mandatario se refirió al diálogo que comenzó el lunes entre el Ejecutivo con la Conaie, al que también asistieron otras organizaciones, como la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) y del Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine).

"Mientras no existan las garantías necesarias no se puede continuar con el proceso de diálogo", insistió Lasso, al tiempo que señaló que regresarán a la mesa "solo cuando se cuente con legítimos representantes de todos los pueblos y nacionalidades del Ecuador, que busquen verdaderas soluciones".

El motivo

Gettyimages.ru

Este martes, las conversaciones, que se habían instalado en la Basílica del Voto Nacional con representantes de las cinco funciones del Estado —Ejecutiva, Legislativa, Judicial, Electoral y Ciudadana—, no continuaron, debido a que no se presentaron los representantes del Gobierno.

La ausencia de la delegación del Ejecutivo se debió a la muerte del sargento José Chimarro y otros 12 militares y policías heridos, durante un confuso incidente en Shushufindi, en la provincia de Sucumbíos, en la Amazonía ecuatoriana, al nororiente de Ecuador.

En su mensaje, Lasso confirmó esa decisión y relató que el hecho ocurrió la madrugada de este martes. "Un convoy que custodiaba tanqueros que transportaban combustible en Shushufindi fue atacado por 100 violentos".

"Fueron cobardemente atacados con armas de fuego y lanzas", añadió el mandatario ecuatoriano.

La versión que maneja la Conaie sobre estos hechos contradice a la del Gobierno.

Previo al mensaje de Lasso, Iza, durante el fallido intento por continuar el diálogo este martes, dijo que el incidente se registró cuando un "convoy" fue a "atacar en las zonas donde estaban compañeros activando" sus protestas.

"Ahora se posiciona a nivel mundial que los manifestantes atacaron. Por favor, no podemos seguir viviendo en una política de mentiras", enfatizó.

Señaló que "fue un ataque brutal". "Hay video de cuantas municiones, fusiles dispararon, ahí está recogido", añadió. Por ello, propuso la conformación de una comisión independiente, con miembros de organizaciones de derechos humanos, para investigar los hechos.

"Listos a atender sus demandas"

Luego de señalar que no se sentaría a dialogar con Iza, Lasso, en el mismo discurso, dijo que el Gobierno está listo a atender las demandas del movimiento indígena.

"Sabemos que el Estado ha olvidado al campo y sus comunidades desde hace más de 40 años. Vamos a trabajar por ustedes con soluciones efectivas", añadió.

Por otro lado, en su mensaje, Lasso hizo un llamado a la "unidad nacional" para hacer "frente a esta violencia que pretende radicarse en el Ecuador".

"Tenemos que defender la democracia", añadió y reiteró que las fuerzas del orden continuarán "custodiando la seguridad y el bienestar de los ciudadanos que quieren trabajar y vivir en paz".

Resultados en un primer encuentro

Twitter @confeniae1

El diálogo entre el movimiento indígena y el Gobierno de Ecuador se instaló el lunes en la Basílica del Voto Nacional en Quito. En ese primer encuentro, el Ejecutivo aceptó derogar el Decreto 95, emitido por Lasso el año pasado, en el que se expidió la política de hidrocarburos y un "Plan de Acción Inmediato" para el desarrollo del sector hidrocarburífero; siendo este uno de las exigencias del movimiento indígena.

No obstante, no se alcanzó un acuerdo respecto a la reducción y congelación de los precios de los combustibles. Pese a que Lasso anunció una disminución de 10 centavos de dólar el pasado domingo, el movimiento indígena insistió en su demanda inicial.

Esa demanda es congelar el galón de diésel a 1,50 dólares y la gasolina extra y ecopaís a 2,10; y entrar en el proceso de focalización a los sectores que necesitan subsidio: agricultores, campesinos, transportistas, pescadores, entre otros.

Con el anuncio de Lasso, el galón de diésel apenas bajó de 1,90 a 1,80 dólares; mientras que las gasolinas extra y ecopaís pasaron de 2,55 a 2,45.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *