Santiago.– Las lluvias que desde la tarde de ayer y casi toda la noche se produjeron por un sistema frontal en la zona norte del país no han logrado impactar los embalses de la presa de Tavera, por lo que se mantiene el llamado de las autoridades a seguir racionan el consumo de agua.
Las lluvias impactaron a la parte norte, pero fueron muy moderadas en la zona de la cordillera central cuyas cuencas hidrográficas impactan los ríos que alimentan la Presa de Tavera.
La Oficina Nacional de Meteorología ha pronosticado la continuidad de la lluvia continuidad de las lluvias durante este jueves y parte del viernes, pero se requiere sea en la parte de la cordillera central para alimentar las presas.
Operadores de la presa de Tavera reportaron que las lluvias apenas impidieran que el caudal bajará los embalses que se mantuvo en 315.65, el mismo nivel del día anterior
Las autoridades han convocado a una rueda de prensa para abordar la situación los embalse de la Presa de Tavera ha caído a niveles preocupantes mientras se agudizan los problemas de falta de agua en varios sectores de Santiago y Moca.
La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN) reveló ayer que tienen un déficit de 27 millones de galones diarios, equivalente al 18%, por lo que llamaron a la población a racionalizar el uso agua.
El nivel del embalse de la Presa de Tavera que suple al acueducto Cibao Central era ayer de 315.80 metros y está mañana era de 315.65, mientras que el nivel óptimo es de 322 metros.
De otro lado, el director la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Moca (Coraamoca), Reynaldo Méndez, aseguró que el déficit de agua se ha incrementado en un 30% al pasar de 1,300 litros por segundo a 900 en los últimos dos meses.
La capacidad máxima es de 327.50 metro por lo que Coraasan, la Gobernación provincial, el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI) y otras instituciones que conforman el observatorio del agua para discutir las medidas a ser adoptadas.

Las lluvias causaron caos en Santiago

Las lluvias de la tarde de ayer y gran parte de la noche causaron inundaciones en algunos sectores y caos en el transporte de la ciudad, sobretodos en las áreas donde se realizan reparaciones y construcciones.
Las lluvias obligaron a cerrar un área de la avenida J. Armando Bermúdez y la Escuela Peña Reynoso debido a las inundaciones, mientras que en la avenida Estrella Sadhalá provocó la reapertura de zanjas y hoyos recién abierto por Coraasan para cambiar válvulas.
De igual forma, en la Estrella Sadhalá entre las avenidas Juan Pablo Duarte y la República de Argentina, donde se construyen torres de apartamento y un centro comercial se reportaron problemas que volvieron caóticos el tráfico desde la Juan Pablo Duarte hasta la rotonda de la Fuente.
Vecinos de la urbanización Don Haime, detrás del parque industrial Espaillat Mera de zona Franca reportaron problemas por las tierras y muros levantados para construcción del Monorriel.
Varias viviendas fueron inundadas en zonas consideradas vulnerables de la parte Este de la ciudad como es el caso de Hoya del Caimito.

Por Radaccion

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: