Nueva York.-Los dominicanos siguen cosechando triunfos y reconocimientos en el mundo, no solo en el beisbol, sino también en otros ámbitos.
El papa Francisco designó a un joven sacerdote de origen dominicano como obispo auxiliar de la Diócesis de Nueva York.

El padre Joseph A. Espaillat, de 45 años, quien se desempeñaba como cura párroco de la Iglesia St. Anthony of Padua en El Bronx y también dirigía la Renovación Carismática Católica Hispana en la arquidiócesis.

Espaillat es el prelado de origen dominicano de mayor rango en la Iglesia Católica Romana. Nació en Nueva York y sus padres son inmigrantes de Santiago de los Caballeros.

Es el obispo más joven de los Estados Unidos y del mundo.

Fuera de su vida sacerdotal, Espaillat juega softbol y baloncesto, escribe poesía y es “rapero”.

El nuncio apostólico en los Estados Unidos, arzobispo Christophe Pierre fue quien hizo el anuncio y de inmediato el Cardenal Timothy Dolan agradeció al pontífice la designación.

Junto con Espaillat, el papa Francisco también designó al padre John S. Bonnici, de 56 años, quien se desempeñaba como sacerdote en esta ciudad desde hace varios años.

“El apa Francisco ha seleccionado dos sacerdotes sobresalientes, ambos pastores experimentados para servirle al pueblo de Dios en esta arquidiócesis como obispos auxiliares. Espero trabajar más de cerca con los obispos electos, Bonnici y Espaillat cuando asuman su nuevo rol en el sacerdocio”, dijo Dolan en un comunicado de la arquidiósesis de Nueva York.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.